COMPARTE

El realizador iraní Asghar Farhadi consiguió este domingo su segundo Óscar a la mejor película de habla no inglesa, esta vez para su filme “El viajante”, pero no viajó a Estados Unidos a recibirlo en protesta contra Donald Trump.

“Siento mucho no estar con ustedes esta noche. Mi ausencia es por respeto a la gente de mi país y de esas otras seis naciones a las que ha faltado el respeto la ley inhumana que prohíbe su entrada a Estados Unidos”, dijo en su nombre la científica iraní Anousheh Ansari, que leyó un comunicado.

“Dividir el mundo en categorías de ‘nosotros’ y ‘nuestros enemigos’ genera miedo. Una engañosa justificación para la violencia y la guerra”, agregó el realizador de 44 años, que ya en enero había anunciado que no asistiría a la gala.

“Los creadores de películas pueden girar sus cámaras para capturar cualidades humanas compartidas y romper estereotipos de varias nacionalidades y religiones. Crean empatía entre nosotros y los demás. Una empatía que necesitamos hoy más que nunca”, concluyó.

Farhadi alcanzó la fama en 2011 con “Una separación”, crónica de un divorcio y una hija atrapada entre dos padres que se separan.

La película, que pinta además las fracturas de la sociedad iraní, recibió una lluvia de premios, incluyendo el Globo de Oro a la mejor película de habla no inglesa y el Oso de Oro del Festival de Berlín.

Con el presidente ultraconservador Mahmud Ahmadineyad todavía en el poder, muchos iraníes habían saludado en las redes sociales a un cineasta que colocaba el arte, la cultura, la historia y el orgullo nacional por encima de la política y de las relaciones tensas entre Irán y Occidente.

Estrenada en 2016 en el Festival de Cannes, donde obtuvo dos premios (mejor actriz y guión), “El viajante” es también la historia de una pareja en crisis, interpretada por Shahab Hosseini y Taraneh Alidousti, dos de sus actores favoritos. En la película encarnan a dos actores de teatro que interpretan la famosa obra de Arthur Miller “Muerte de un viajante”.

La estructura de los guiones de Farhadi “siempre es compleja pero fluida”, escribió la crítica de cine Béatrice de Mondenard, al presentar hace cuatro años “El pasado”, otro de sus filmes seleccionados en Cannes.

El control de Farhadi sobre la puesta en escena y los actores es “muy preciso, hasta en los más mínimos detalles, y sin embargo, después de repetir varias tomas, uno termina por sentirse libre”, contó el actor francés Tahar Rahim.

– Los límites, fuentes de creatividad –

Farhadi trabajó mucho en Irán y aprendió a transformar las restricciones impuestas por el régimen de Teherán en fuentes de creatividad. “Existen dos tipos de censura: la censura oficial y la autocensura, que es mucho más peligrosa”, dijo.

Agregó que, aunque en el exterior “las restricciones ya no pesen” sigue estando “condicionado” por los años vividos en Teherán.

“Intento verlo como una ventaja más que como un obstáculo y responder de manera creativa”, dijo cuando llegó la consagración de “Una separación”.

El rodaje de esa película en Teherán tuvo que interrumpirse porque Farhadi había tomado partido a favor de otros realizadores perseguidos por el régimen.

El asunto quedó resuelto tras la presentación de disculpas, pero el cineasta admitió en Berlín que “como todo director iraní” siempre temía no poder seguir filmando en su propio país.

Nacido en Ispahan (centro) en 1972, Farhadi se interesó muy temprano por las artes, la escritura, el teatro y el cine.

Más tarde, cursó estudios en la Sociedad del Cine Joven iraní y en 1998 obtuvo una maestría de Cine en la Universidad de Teherán.

Dirigió entre otros filmes “Dancing In The Dust” (Bailando en el polvo), “Fireworks Wednesday” y “A propósito de Elly”.

Farhadi es además el primer cineasta iraní en haber sido recompensado por la Academia Británica de las Artes Cinematográficas y Televisivas (Bafta), que otorgó a “Una separación” el premio a la mejor película extranjera.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.