El terror vivido en La Isabelica no ha desaparecido. (Foto Richard Tineo)
COMPARTE

La Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y la Policía Nacional Bolivariana (PNB) reprimieron la noche este miércoles en el sector 5 de la urbanización La Isabelica, luego que manifestantes trancaran la avenida Este Oeste 1 al regresar del entierro de Rubén González, joven asesinado el pasado lunes en ese mismo lugar.

Vecinos afectados del sector denunciaron que funcionarios de esos cuerpos de seguridad del Estado, mientras corrían por las angostas veredas hacían múltiples detonaciones de perdigones y bombas lacrimógenas, algunas vencidas.

LEA TAMBIÉN: Las últimas palabras de Rubén González, el joven asesinado en La Isabelica (fotos + video)

Los manifestantes intentaban huir del ataque de los efectivos castrenses y estos al no poder atraparlos, arremetieron contra los carros que se encontraban en el estacionamiento detrás de la Policlínica Elohín.

“Quieren plomo van a tener plomo”, era lo que decían los funcionarios a los vecinos, contaron testigos. Al menos seis carros sufrieron daños, entre ellos un Chevrolet modelo Aveo color plata; un Renault modelo Clio color azul marino, un camión, un Chevrolet modelo Lumia color azul, un Chery color plata y una Hyundai modelo Tucson color azul marino.

Otra noche de terror vivieron los vecinos de la urbanización más grande de Latinoamérica, esta vez en el sector 5. “Forzaron la puerta de mi casa” comentó una señora minutos después de la fuerte represión. “Recogí todas las bombas que lanzaron aquí en mi casa”.

Una señora de la tercera edad aseguró que es un psicoterror lo que ha creado la GNB. “Todos estabamos tirados en el piso”.

En una de las casas afectadas, la dueña manifestó que tiene dos menores de edad. “Si abro la puerta me los matan a golpes”. Tuvo que gritar que tenía niños en la casa para que la GNB Y PNB dejaran de atacar.

Con piedras y con las mismas armas, los cuerpos de seguridad del Estado causaron destrozo en los autos.

Una joven explicó que como a las 7: 40 p.m llegaron cuatro tanquetas y comenzaron la represión. “Hoy recibimos a Rubén González en el sector y fuimos al cementerio para darle el último adiós. Cuando regresamos trancamos la vía y luego llegaron los guardias”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.