Trigal Centro

Desde el pasado sábado 15 de agosto los vecinos de Clavellinas del Norte, en el Trigal, pasan sus días en medio de preocupaciones, debido a que este miércoles completaron cinco días sin servicio eléctrico tras la explosión de un transformador de 75 kva.

La falla eléctrica afecta a casi 70 familias que habitan en la avenida Las Clavellinas, Las Hortensias y la calle Apolo.

Eva Monagas, vocera del consejo comunal Clavellinas del Norte, señaló que luego de una evaluación que hicieron los técnicos de Corpoelec, el personal les notificó a los vecinos que la empresa no cuenta con los recursos para reponer el transformador.

Son alrededor de dos mil dólares que tendrían que reunir los habitantes de la comunidad para comprar el equipo. La mayoría de los vecinos son jubilados y personas de la tercera edad que solo perciben 400 mil bolívares mensuales de la pensión, destacó Monagas.

Ingeniárselas en el día a día

Mariny Cubells, otra de las voceras del consejo comunal, no tiene electricidad en su casa desde el sábado, por lo que resolver el día a día le resulta cada vez más difícil.

Mariny Cubells, vocera del consejo comunal Clavellinas del Norte (Foto Rosimar Sánchez)

Desde hace casi dos meses no tiene gas doméstico, su recurso para preparar la comida es la cocina eléctrica pero sin suministro de electricidad no lo puede hacer. “Nos apoyamos con un vecino que sí tiene luz porque la electricidad les llega por otro transformador”.

Cumplir con el aseo en el hogar es otra de las vicisitudes que enfrentan, puesto que el suministro de agua por tubería es irregular y al no tener electricidad, se ven imposibilitados de encender las bombas de agua.

Persistentes fallas eléctricas

La vocera del consejo comunal indicó que desde hace dos años son recurrentes las fallas en los conductores de alta tensión.

Manifestó que en cada calle ocurren múltiples fallas que Corpoelec resuelve haciendo “empalmes” alrededor del conducto de alta tensión.

Pero el problema ocurre cuando llegan las lluvias, se produce humedad y los empalmes comienzan a fallar, afectando a más de 200 familias de la comunidad. “Se hace muy cuesta arriba estar asumiendo permanentemente las fallas en las redes de Corpoelec, donde los vecinos son los que acometen el suministro de materiales y los recursos para hacer las reparaciones”.

Las voceras del consejo comunal hicieron un llamado al gobernador Rafael Lacava para que se haga cargo de la situación y les dé una respuesta efectiva a los vecinos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.