COMPARTE

Tres meses se cumplieron el viernes de la detención del general retirado del Ejército, Ángel Vivas. Lo que se ha traducido en 90 días de tratos crueles, que le han dejado graves lesiones en la columna vertebral.

Su esposa Estrella Vitora denunció el pasado 16 de junio que “esbirros” del régimen de Nicolás Maduro le fracturaron la columna y publicó un informe tomográfico de tórax que muestra la condición del general: fractura de cuerpo vertebral D9 completa con discreto desplazamiento y escoliosis dextroconvexa en probable relación antecedentes de enfermedades de base.

Vivas fue detenido el 7 de abril por funcionarios de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), en su casa en Prados del Este, en Caracas.

Vitora indicó que luego del arresto, al general le dieron una golpiza, lo encandenaron y lo obligaron a presentarse ante un tribunal militar con el peso de las cadenas y el intenso dolor de sus lesiones que además de daños en la columna, incluyen pérdida de visión en el ojo izquierdo por un golpe contundente en la cara y pérdida de la audición en el oído derecho.

Durante más de un mes le negaron la atención médica. El 19 de mayo finalmente lo trasladaron al Hospital Militar en Fuerte Tiuna, pero solo estuvo unas horas allí y fue enviado de vuelta a la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) El Helicoide.

Vitora contó que un médico traumatólogo le inmovilizó la columna con un corsé de cierres mágicos, en un tratamiento ambulatorio que calificó como una burla.

En los días siguientes Ángel Vivas no mejoró. Camina encorvado y ladeado con la ayuda de un bastón. Y no puede dormir acostado por los fuertes dolores.

Angélica Vivas, hija mayor del general, alertó el 23 de junio que su papá podría necesitar una cirugía de próstata inmediata y la dictadura de Nicolás Maduro ni le permite ir a sus citas médicas.

Estrella Vitora expresó que, con lo que le ha pasado a su esposo, se han dado cuenta que la defensa de los derechos humanos depende del servilismo político.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.