Foto cortesía de: Efecto Cocuyo
COMPARTE

El general Ángel Vivas cumplirá este martes siete meses privado de libertad en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) en El Helicoide, en espera de atención médica, para tratar las fracturas en su columna que lo aquejan.

Gabriela Vivas, hija mayor del general, expresó que cada mes que pasa es más difícil y doloroso para la familia. “Hemos pasado cumpleaños separados y próximamente, Navidad y Año Nuevo”, comentó.

La joven estudiante de medicina recordó que su padre fue arrestado el pasado 7 de abril afuera de su vivienda por parte de funcionarios de la División de Contra Inteligencia Militar (Dgcim), quienes lo golpearon salvajemente con un fusil, le ocasionaron una herida por arma blanca en una oreja y lo suturaron sin anestesia.

Por los golpes recibidos, no podía caminar y sin embargo, fue presentado ante un tribunal con moretones, sangre y encadenado de manos y pies. Al solicitar un abogado para su defensa le dijeron: “mala suerte”. Así lo acusaron de instigación a la rebelión, rebelión y traición a la patria.

Ángel Vivas tiene más de 200 días preso, sin siquiera realizarse la audiencia preliminar.

La hija mayor del general afirmó que su padre es inocente y un digno militar venezolano, que por defender desde siempre el país, está siendo una de las personas más torturadas por el régimen.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.