Guaidó pide a Trinidad y Tobago responder por la muerte de un niño migrante
/ Foto referencial: Getty Images

El líder opositor Juan Guaidó reclamó este lunes que Trinidad y Tobago responda “ante la comunidad internacional” por la muerte de un niño que migraba junto a su madre venezolana a ese país isleño y que murió luego de que su embarcación terminara, presuntamente, tiroteada por la Guardia Costera.

“Trinidad y Tobago debe responder ante la comunidad internacional por la violación de los derechos humanos de los migrantes y refugiados venezolanos. La muerte de este bebé y las heridas causadas a su madre deben ser objeto de una investigación imparcial”, reza un comunicado del opositor.

Asimismo, exhortó a que esa investigación “se abra de forma inmediata” en la Organización de Estados Americanos (OEA), la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos “para que haga justicia ante este abominable hecho”.

En el comunicado, también denuncia que “el Gobierno de Trinidad y Tobago ha negado sistemáticamente la protección a los migrantes y refugiados venezolanos, deportándoles o impidiendo su regularización”, además de “bloquear” sus costas, “lo que ha causado varios naufragios”.

A su juicio, el responsable de esta muerte “es el gobierno de Nicolás Maduro, quien suma un nuevo crimen a su ya larga lista”.

Huían del país

El domingo, la oposición denunció la muerte del menor en redes sociales y exigió justicia al Gobierno de Trinidad y Tobago.

“La muerte de un niño venezolano, que junto a su madre huía del chavismo, nos duele en el alma como país. Los disparos realizados por la Guardia Costera de Trinidad y Tobago no tienen justificación, lo mataron (…) pedimos justicia”, escribió Guaidó en su cuenta de Twitter.

Por su parte, el también opositor David Smolansky compartió en la misma red social un comunicado de la Guardia Costera de Trinidad y Tobago en el que explican que dispararon al motor de la embarcación en un intento de detenerlos y en “defensa propia”, alegando que los migrantes habían intentado “embestirlos”.

Los funcionarios argumentaron, de acuerdo con el comunicado difundido por Smolansky, que, tras inspeccionar el bote, “descubrieron” que había “migrantes ilegales” a bordo, que habían permanecido “escondidos” y no los vieron antes.

“Otros controles detectaron a una mujer migrante ilegal que sostenía a un niño e indicaba que estaba sangrando. La embarcación fue llevada junto a la TTS Scarborough (embarcación de las autoridades) y la mujer herida fue estabilizada y llevada a un centro de salud local. Lamentablemente, el niño no respondía”, agregó la información.

La ruta migratoria hacia las diferentes islas del Caribe, la menos utilizada por los 6 millones de venezolanos que han salido del país según la ONU como consecuencia de la crisis, saltó a la palestra tras el naufragio hace un año de una embarcación en la que viajaban 41 venezolanos hacia Trinidad y Tobago.

Desde entonces, se han producido varios naufragios y los vecinos de la zona han denunciado la desaparición de embarcaciones que se dirigían hacia esas islas. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.