(Cortesía)

Un análisis publicado este lunes por la ONG Transparencia Venezuela destaca que, a pesar de los lotes de vacunas que han llegado al país desde hace 74 días, las autoridades nacionales han ocultado información sobre los grupos que han recibido las vacunas y se han contradicho sobre el total de dosis disponibles en el país.

El informe expone que en Venezuela se inició la vacunación contra la COVID-19 con las primeras 100.000 dosis Sputnik V adquiridas, obtenidas a través del contrato suscrito con Rusia el 29 de diciembre de 2020, por 10 millones de vacunas.

Luego de ese primer lote han llegado cuatro cargamentos más desde Rusia y uno desde China; no obstante, hasta este 30 de abril, el gobierno de Venezuela no ha emitido cifras oficiales sobre la cantidad de ciudadanos vacunados ni ha respondido a las solicitudes de información, reitera la ONG.

Según se han dado a conocer hasta ahora, han llegado 880.000 dosis, de las cuales 380.000 son Sputnik-V y 500.000 son Sinopharm, cantidad que alcanzaría para 440.000 personas por tratarse de vacunas de dos dosis; es decir, para 1,5% de la población.

Pero el ministro de Salud, Carlos Alvarado, escasamente ha asomado datos de trabajadores de la salud inmunizados: al mismo tiempo que ha omitido cuántos docentes, políticos o adultos mayores han pasado por este proceso. Tampoco ha publicado un cronograma de vacunación que indique los sectores priorizados, el protocolo a aplicar o la cantidad de casos con presuntos efectos adversos.

La última cifra global ofrecida por el ministro Alvarado fue el 12 de abril, cuando declaró a Últimas Noticias que había 230.000 trabajadores de la salud vacunados con al menos una dosis.

Este es el único dato que maneja la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en la actualización del 23 de abril, lo que indica que el Estado venezolano ha vacunado a 0.8% de 28,7 millones de habitantes. Los demás índices que hablan del tipo de vacuna autorizada en el país y la cantidad de personas que han recibido la primera y segunda dosis aparecen en cero.

El documento también especifica que, antes de esa actualización, la OPS no reflejaba datos proporcionados por Venezuela, a pesar de que el ministro había dicho el 29 de marzo que eran 98.000 los trabajadores sanitarios vacunados; y siete días después, el 5 de abril, señaló que iban casi 200.000.

Por su parte, el director de Emergencias en Salud de la OPS, Ciro Ugarte, aseguró en rueda de prensa, el 7 de abril, que la institución no contaba con datos adicionales relacionados con las vacunas, solo con lo dicho por las autoridades venezolanas.

De nuevo, Alvarado también asomó el 15 de abril que en Venezuela habían aplicado más de 200.000 dosis de la Sputnik-V, sin detallar a quiénes se les había aplicado, ni en qué tiempo; y sin precisar cuántas Sinopharm ya habían sido usadas.

Ese día llegó el cuarto cargamento de vacunas rusas “para completar el proceso de inmunización de los trabajadores de la salud”. Según las declaraciones del funcionario, con esas 50.000 nuevas dosis también se vacunarían bomberos, miembros de Protección Civil y adultos mayores-a quienes comenzaron a vacunar la primera semana de abril a través de sorteos en el sistema patria, recalcan.

1.219 semanas para terminar con la vacunación

De acuerdo con la Fundación Latinoamericana Avina, que toma el reporte del 2 de abril de Our World in Data, a Venezuela le faltarían 1.219 semanas para terminar con la vacunación contra la COVID-19. Eso se traduce en 23 años aproximadamente. Por debajo está Trinidad y Tobago, país al que le faltaría 2.347 semanas para culminar con la inmunización, y Afganistán con 2.297 semanas.

Las inconsistencias no solo están en las cifras de vacunados, también en las declaraciones sobre la cantidad de vacunas que han llegado a Venezuela. El 29 de marzo, cuando se contaban oficialmente 750.000 dosis, Alvarado aseguró que el total de vacunas eran 800.000. Luego, en la entrevista que dio a Últimas Noticias indicó que hasta el 12 de abril había 300.000 vacunas rusas, 50.000 más de las anunciadas públicamente.

Desde Transparencia Venezuela se ha solicitado información a la Comisión Presidencial para el Control y la Prevención de la COVID-19 para conocer la cantidad de vacunas negociadas hasta ahora y cuántas han llegado al país, pero no ha habido respuesta. 

Venezuela al nivel de países africanos

Las 230.000 dosis administradas en Venezuela que reporta la OPS es una cifra que se asemeja a las estadísticas que maneja Bloomberg sobre países africanos. Al 16 de abril, Angola había aplicado 245.442 vacunas, lo que representa al 0,4% de su población, y Malawi poco más de 240.700, que es el 0.6%.

Por debajo de Venezuela se encuentran Uganda con 206.708 dosis administradas (0,3% de la población) y Túnez con 191.516 (0,8% de la población).

En número de habitantes, Venezuela es similar a Nepal, ocupado por 29,1 millones de personas. Sin embargo, hasta el 23 de abril administraba 6.83 dosis de vacunas por cada 100 habitantes, según cifras de Our World in Data. 

Venezuela no solo se asemeja a países de África en relación con la cantidad de dosis administradas, sino que está rezagada en la regiónDe acuerdo con la OPS, Chile aplica 0.72 dosis por cada 100 habitantes, mientras que Venezuela escasamente llega a 0.027 dosis diarias. Según cálculos que hace el presidente de la Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría del estado Aragua, Alejandro Crespo, Venezuela va 50 veces más lento que Chile.

La sociedad científica asegura que, durante la pandemia, Nicolás Maduro ha tomado decisiones políticas y no técnicas. Esto solo ha ocasionado que Venezuela tenga el peor ritmo de vacunación del continente y de que diariamente mueran en promedio 2,5 trabajadores de la salud, refiere Crespo.

Prensa Transparencia Venezuela




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.