bloque internet
COMPARTE

Dictar regulaciones contundentes, transitorias y excepcionales que impidan las campañas de desestabilización y distorsión de la economía, impulsadas por factores nacionales y foráneos a través del sistema de tecnología de la informática y el ciberespacio” contempla el decreto presidencial N° 2849, que regula un nuevo estado de excepción y emergencia económica. La medida que entró en vigencia desde el pasado 13 de mayo y por los próximos 60 días, podrá ser prorrogable por 60 días más.

En el numeral 7 del artículo 2, el decreto incorpora la regulación de los contenidos difundidos en Internet bajo el argumento de que “sectores nacionales e internacionales mantienen un asedio a la economía nacional a través del uso del sistema de tecnologías de la información y la utilización del ciberespacio para fomentar el odio y crear una distorsión de la economía” venezolana reseña la investigación Navegar con Libertad, realizada por el Instituto Prensa y Sociedad (IPYS).

La difusión de “noticias falsas” sobre la capacidad o disposición de pago de la República o PDVSA es otro de los aspectos mencionados para justificar las restricciones a los contenidos en línea. El decreto, que salió a la luz un día antes de la celebración del Día Internacional de Internet, pone en riesgo los principios de neutralidad, pluralidad, libertad y acceso a la red.

Internet es un derecho humano, declarado así por las Naciones Unidas en el año 2011. El uso de leyes o decretos bajo doctrinas de seguridad nacional incentivan la vigilancia, el bloqueo y la censura de contenidos bajo medidas no acordes a los estándares internacionales que protegen la libertad de expresión y la información en el ciberespacio.

Durante el primer trimestre de 2017 IPYS Venezuela registró el bloqueo por DNS de los portales Dólar Today y Maduradas; así como 11 ataques contra portales de noticias independientes y organizaciones no gubernamentales.

En el período de protestas que inició el pasado 28 de marzo luego de la anulación vía judicial de parlamento nacional, denunciado por la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz como una “ruptura del hilo constitucional”, Conatel autorizó el bloqueo de las televisoras digitales Vivo Play y VPI Tv; y la censura del portal de Capitolio TV, canal gestionado por el poder legislativo.

En Venezuela los bloqueos de páginas web, restricciones en plataformas de redes sociales y disminución de velocidad de descarga de los servicios deIinternet son prácticas utilizadas por poderes estatales y fácticos durante períodos de conflictividad, concluyó la investigación Navegar con Libertad. Las Web más proclives a ser bloqueadas son las que difunden contenidos sobre el mercado paralelo del dólar, medios de comunicación y blogs críticos al chavismo.

Un año en Estado de Excepción

El nuevo decreto declaró la continuidad del estado de excepción y emergencia económica en todo el territorio nacional en términos similares a los referidos en la medida anterior dictada por el presidente de la República el 13 de mayo del 2016, seis veces prorrogado.

Durante el tiempo que esté en vigencia el nuevo decreto podrán restringirse las garantías de los derechos consagrados en la Constitución nacional, salvo los enumerados en el artículo 337 del texto constitucional y los establecidos en el artículo 7 de la Ley Orgánica sobre los Estados de Excepción: derecho a la vida, la prohibición de incomunicación y tortura, el derecho al debido proceso, el derecho a la información y los demás derechos humanos intangibles.

Investigación del Instituto Prensa y Sociedad




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.