Foto: FIFA.COM
COMPARTE

Las madrugadas venezolanas siguen pintadas de Vinotinto. Los chamos de Rafael Dudamel continúan en carrera por la Copa del Mundo sub-20 tras derrotar en penales a Uruguay. El elenco nacional llegó al minuto 90 perdiendo 1-0 y un exquisito tiro libre de Samuel Sosa le dio la igualdad y el alargue que a la postre significó el pase a la final y el hecho más importante en la historia del deporte criollo.

Venezuela arrancó el partido con disposición ofensiva. El combinado criollo se apoyó en la presión alta para incomodar la salida criolla y generar ocasiones de gol. Apenas en el segundo 20 Ronaldo Lucena aprovechó un rebote en tres cuartos de cancha y le pegó frontal de derecha a las manos de Santiago Mele.

Cuando el reloj marcó el 12´ la selección criolla iba a ejecutar una de sus principales herramientas, la pelota detenida. Lucena cobró desde la izquierda con efecto hacia adentro y Nahuel Ferraresi impactó levemente para desviar la trayectoria y su remate se fue por un lado del arco charrúa.

La intensidad en la presión disminuyó con el pasar de los minutos. Bentancur y De La Cruz tomaron la pelota y la hicieron circular para que el conjunto celeste tuviera minutos de tranquilidad, manejo y gestación de juego. En el 27´ Josua Mejías perdió una pelota por la izquierda con Marcelo Saracchi el extremo se internó en el área y remató de zurda pero Wuilker Fariñez se mostró seguro para mantener la igualdad en la pizarra.

El elenco de Fabián Coito trasladó su propuesta a la banda izquierda, jugó el dos contra uno a Eduin Quero y generó preocupación en la zaga nacional. El combinado de Rafael Dudamel resistió la embestida uruguaya y terminó el primer tiempo en zona ofensiva para proporcionar en el último minuto de la etapa inicial un remate de zurda de Ronaldo Chacón que se desvió al tiro de esquina. Con el 0-0 se fueron al descanso.

La segunda parte arrancó con malas noticias para la oncena patria. En el 47 Josua Mejías se barrió en el área tocando claramente la pelota, sin embargo,  como el juez principal decidió consultar el VAR, determinó que existió presunto contacto y sentenció la pena máxima. De La Cruz definió a mano derecha y engañó a Wuilker Fariñez.

La Vinotinto quedó tambaleando tras la decisión polémica apoyada en la tecnología y dos minutos más tarde Uruguay tuvo el 2-0. De La Cruz recibió cambio cruzado en el área y metió al medio para Schiappacasse quien definió de primera pero la mano izquierda de Fariñez evitó de forma milagrosa que los del Río de la Plata ampliaran la ventaja.

El partido se trasladó al plano físico. Los charrúas intentaban administrar el tiempo y con dos líneas de cuatro proteger el resultado. Venezuela con las variantes de Dudamel, buscó por las banda encontrar el camino al empate.

En el epílogo del compromiso la selección venezolana se encontró con una pelota parada al borde del área para un zurdo. En primera instancia Adalberto Peñaranda se paró frente al balón, pero el ingresado en la segunda mitad Samuel Sosa cobró un soberbio zurdazo al palo derecho de Mela para empatar el juego e irse a la prórroga.

En la primera etapa del tiempo extra Venezuela tuvo la disposición y la pelota. Soteldo y Sosa se juntaban para causar estragos en la zaga celeste. El volante de Huachipato fue derribado en el área por un defensor rival y el árbitro no lo consideró penal y tampoco consultó a la tecnología, como si lo hizo en el gol uruguayo.

Uruguay por intermedio de la pelota parada reaccionó en los últimos 15 minutos. Al 108´ De La Cruz cobró tiro de esquina que por poco termina en gol olímpico pero Fariñez salvó en la línea. Tres más tarde Benavidez lanzó pelota parada desde el costado izquierdo en tres cuartos de cancha directo al arco pero nuevamente el guardameta del Caracas evitó la caída de su valla.

Los criollos tuvieron en el 119′ el gol de la clasificación a la final. Samuel Sosa recibió en el área por el costado derecho, giró, llegó a la línea final y centró para que Hurtado de derecha la tocara pero la pelota se estrelló en el travesaño. Con el tiempo cumplido la eliminatoria se definió en los penales.

Venezuela comenzó. Peñaranda adelantó a la Vinotinto con un disparo rastrero al medio. Valverde, ante el silbido de la gente local por presuntos gestos racistas en los cuartos ante Portugal, remató a la mano derecha de Fariñez potente y a media altura, Wuilker adivinó pero no pudo detener.

Uruguay tendría con la nueva modalidad la oportunidad de cobrar su segundo penal consecutivo. José Luis Rodríguez en la segunda chance lo tiró rastrero a la izquierda para que ahora si, Wuilker Fariñez detuviera el disparo.

Samuel Sosa, el responsable de llevar el partido al alargue se paró frente a la pelota en el segundo disparo de su equipo y como si estuviera jugando en el patio de su casa, disparó cruzado y puso el 2-1.

La Vinotinto cobró su segundo disparo de forma seguida y el lateral derecho Ronald Hernandez fusiló a la derecha la valla celeste. Con el partido 3-1 Uruguay estaba obligado a convertir sus dos tiros. Canobbio ejecutó a la mano derecha del guardameta del Caracas, que adivinó, la tocó pero la potencia del remate se impuso.

Rodrigo Betancur llegó al punto con la responsabilidad de igualar la tanda. El volante de Boca Juniors engañó al arquero venezolano y empató la serie. Venezuela debía meter los dos que le quedaban para avanzar. Soteldo cobró el cuarto y lo estrelló en el travesaño. La responsabilidad de acertar para obligar a Uruguay quedó en el capitán Yangel Herrera, el volante del New York City ejecutó de forma soberbia y puso a Venezuela en las puertas de la final.

Nicolas De La Cruz, capitán, líder y figura del celeste, tuvo en sus pies el empate. Era el segundo duelo ante el meta caraqueño que se creció. Un extraordinario Wuilker Fariñez detuvo con mano derecha, tirado a la izquierda un remate al medio que sentenció la eliminación de Uruguay y la clasificación de la Vinotinto a la final de la Copa del Mundo.

Rafael Dudamel y sus guerreros siguen siendo una noticia positiva en el país. El sueño sigue intacto y el próximo domingo, la delegación deportiva mas significativa en la historia del deporte venezolano jugará la final del Mundial de Corea a las 6:00 am ante Inglaterra que derrotó 1-3 a Italia en la otra semifinal.

El golazo de Sosa, las atajadas de Wuilker y los festejos




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.