Luis Muriel celebrando tras marcar ante 'La Vinotinto'. / Foto EFE

‘La Vinotinto’ no pudo iniciar con buen pie las eliminatorias rumbo a Catar 2022 tras caer goleada (3-0) ante la selección colombiana. Los cafeteros fueron superiores de principio a fin y supieron aprovechar su dominio en un primer tiempo en el que se definió el partido.

El encuentro, desde un principio, se mostraba accidentado para los criollos. José Peseiro debutó en el banquillo con apenas tres entrenamientos junto a sus dirigidos. Además, las bajas de Salomón Rondón, gran estrella de la selección, y de Mikel Villanueva, titular en el centro de la defensa, dificultaban el escenario ante un conjunto cafetero mucho más trabajado.

El entrenador luso sacó un once en el que Yangel Herrera y Tomás Rincón formaban como pareja de baile en la medular. Delante de ellos, una línea de tres volantes ofensivos: Jefferson Savarino, Jhon Murillo y Darwin Machís. Mientras que el que cargó con la responsabilidad de sustituir a Rondón en la delantera fue Sergio Córdova.

Por su parte, Colombia era una vez más liderada por James Rodríguez y Juan Guillermo Cuadrado, quienes se mostraron como las grandes armas ofensivas de su equipo junto a Duvan Zapata y Luis Muriel.

El duelo inició con ambos conjuntos estudiándose, sin mover demasiadas piezas hasta que a los 8 minutos del pitido inicial, ocurrió una jugada accidentada entre Machís y Arias que terminó con el cafetero lesionado gravemente en el tobillo. El juez del encuentro, de primeras, expulsó al extremo del Granada. Sin embargo, tras revisar la jugada a través del VAR, anuló esa decisión, por suerte para los de Peseiro.

Pero las malas noticias llegaron realmente para los criollos cuando, en el minuto 16, los locales se pusieron por arriba en el marcador. James metió un gran pase en profundidad para Cuadrado. El de la Juve apareció por banda derecha y aprovechó su velocidad para llegar antes que todos y asistir a Duván Zapata, que empujó el balón a la red en el área chica. Fue una jugada muy rápida de los cafeteros, que encontraron mal parada a la zaga visitante y, en su primera ocasión, ya mandaban en el marcador.

James Rodríguez aparecía por todo el frente de ataque con comodidad, manejando los hilos de la ofensiva de su equipo. Por su parte, Zapata y Luis Muriel, ambos jugadores del Atalanta, lanzaban desmarques constantemente que causaban problemas a Jhon Chancellor y Wilker Ángel.

Fue precisamente Muriel el encargado de poner el segundo para los suyos. Johan Mojica tuvo una internada por banda izquierda, concentrando a los venezolanos hacia ese sector, y metió un pase al área que aprovechó un solitario Muriel en el segundo palo. 2-0 y la noche se hacía cada vez más oscura para ‘La Vinotinto’.

Tras el segundo tanto, Venezuela intentó hacerse con el esférico, buscando crear mayor juego ofensivo y evitar sufrir en defensa. Sin embargo, la retaguardia de Colombia se cerraba con orden, apoyada por la rigurosidad defensiva de Wilmar Barrios en la contención.

Además, cuando recuperaban la pelota salían con gran velocidad hacia campo contrario. Fue, a través de esa fórmula, que por poco marcan el tercero. Jefferson Lerma aprovechó la pasividad defensiva rival para sacarse un potente remate desde la frontal ante el que Faríñez se mostró inseguro, con un balón que no pudo atrapar por completo y que terminó chocando con el poste.

En el 36′, el palo volvió a ser protagonista, pero esta vez en la portería contraria. Roberto Rosales, hoy lateral izquierdo, sorprendió desde fuera del área con un disparo que terminó siendo repelido por el poste derecho de Camilo Vargas. Fue la primera ocasión para la ‘Vinotinto’ que, de cierta manera, le daba esperanzas de meterse en el partido con el gol del descuento.

Pero, de la forma más cruel posible, al borde del descanso, Colombia marcó el tanto que terminó de hundir a los criollos. Muriel se fue en velocidad ante Chancellor, que se vio en dificultades cada vez que le atacaban, y remató con su pierna izquierda para hacer sonar las redes ante la decepción de Faríñez.

Se marcharon al mediotiempo dos selecciones con dos caras muy distintas y con el encuentro definido. Venezuela, lo que podía intentar, era mejorar la cara ofrecida durante el primer acto y, al menos, irse con mejores sensaciones de Barranquilla. Lo intentó Ronald Hernández en el 56′, cuando apareció por banda derecha, recortó hacia su zurda y sorprendió con un buen remate al segundo palo que tapó bien Vargas.

Durante el segundo período, los locales bajaron el ritmo, mientras que ‘La Vinotinto’ no sufría tanto en defensa y se soltó un poco más en ataque. Sin embargo, daba la sensación de que cada vez que los cafeteros pisaban el acelerador, metían en problemas a la retaguardia criolla.

Carlos Queiroz aprovechó para dar descanso a sus estrellas, Cuadrado y James, y dándole, a su vez, entrada a Radamel Falcao. Por su parte, Peseiro también cambió las fichas metiendo en el campo a Rómulo Otero y Andrés Ponce por Savarino y Córdova. Aunque, más allá del cambio de nombres, el funcionamiento colectivo no mejoró.

Los minutos se agotaron y el árbitro señaló el final. Venezuela se marcha de Barranquilla con una dolorosa derrota de la que tendrán que sobreponerse y pensar ya en el próximo encuentro. Paraguay será el rival de los criollos en la segunda jornada de las eliminatorias, el próximo martes 13 de octubre, en un duelo en el que la presión por ganar será aún mayor tras este resultado.

 

 

 

 

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.