Una mujer le quemó la boca a su hijo de ocho años por comerse la única comida que había en la casa: frijoles. El hecho ocurrió en el sector La Baldosera, Marín, estado Yaracuy.

El llanto desesperado del niño con quemaduras de segundo grado en la boca y cachetes alertó a los vecinos. Funcionarios de la policía llegaron al lugar y arrestaron a la madre del pequeño, una mujer embarazada de 27 años quien no negó lo que hizo.

Contó que salió un momento a la bodega y cuando regresó encontró a su hijo en la cocina con la olla de frijoles vacía, publicó El Pitazo en su página web.

La mujer quedó a orden de la Fiscalía 8ª. del Ministerio Público y será pasada a tribunales, pues el presunto castigo que infligió a su hijo es un delito tipificado en la Ley Orgánica de Protección del Niño, Niña y Adolescente (Lopnna) llamado trato cruel e implica una pena de prisión de 12 a 36 meses sin posibilidad de beneficio.

 

El Pitazo.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.