COMPARTE

Miles de estadounidenses salieron este sábado a las calles en más de un centenar de protestas convocadas en todo el país para exigir al presidente, Donald Trump, que publique sus declaraciones de impuestos como hicieron sus predecesores.

La más multitudinaria hasta ahora ha sido la de Washington, la capital, que discurre entre el Capitolio, sede del Congreso, y el monumento a Lincoln, pero también se han visto centenares de personas en las protestas de Nueva York, Los Ángeles, Chicago, Seattle y Austin, sin que se hayan registrado incidentes.

El movimiento “Marcha de los impuestos” convocó más de un centenar de protestas en ciudades de todo el país, que comenzaron sobre el mediodía, coincidiendo con el día en que tradicionalmente termina el plazo de declarar impuestos en EE.UU., aunque este año se movió al martes 18 al caer en sábado y por un festivo local que Washington celebra el lunes.

En esta movilización, como en las que se vienen sucediendo contra Trump desde su llegada a la Casa Blanca el 20 de enero, las propiedades que llevan su nombre en todo el país se convirtieron en parada obligatoria de las marchas.

Entre el Capitolio y la Casa Blanca está uno de los hoteles Trump, donde los manifestantes de Washington, llegados incluso de otros estados como Carolina del Norte, se detuvieron para protestar al grito de vergüenza, vergüenza.

En los carteles que portaban, abundaban mensajes como Impuestos para los ricos, Agárrenlo por los impuestos, Enséñame el dinero, Publica tus impuestos o Tiene el dinero escondido bajo el tupé.

Una de las imágenes comunes a todas las movilizaciones fue un “Trump pollo” hinchable gigante, con pelo dorado que imita al del presidente, para visualizar el mensaje de que no se atreve, “es un gallina”, a publicar sus impuestos.

Kevin y Mark, dos jóvenes que se manifestaron en Washington, explicaron en declaraciones a Efe que la protesta va más allá de pedir a Trump que revele sus impuestos, porque también reclaman un Gobierno transparente en términos generales.

La congresista demócrata Maxine Waters se dirigió a los manifestantes durante la marcha de la capital y criticó que Trump se gaste los impuestos de los contribuyentes en sus frecuentes escapadas de fin de semana a su lujoso complejo Mar-a-Lago, en Florida, que el presidente llama la Casa Blanca de invierno.

En Nueva York, se congregaron centenares de personas con carteles, chapas y muñecos a semejanza de Trump en el céntrico Bryant Park, desde donde partió la marcha hacia la Torre Trump.

Los activistas de Florida han convocado decenas de marchas en el estado, la más destacada la que discurre, con 700 personas según los organizadores, desde los condominios Trump Plaza de West Palm Beach hasta la entrada de complejo Mar-a-Lago del presidente, donde pasa este fin de semana con su familia.

El movimiento “Marcha de los impuestos” pide transparencia y denuncia que, a pesar de la intensa presión pública, Trump todavía no ha publicado sus declaraciones de impuestos rompiendo con 40 años de precedentes, según explica el manifiesto de su página web.

Para demostrar que sí les importa marchan  junto a decenas de miles de personas en ciudades de todo el país.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.