Euclides Querales , presidente electo de la Asociación de Escritores de la Universidad de Carabobo. (Foto Archivo El Carabobeño)

El presidente de la Asociación de Profesores de la Universidad de Carabobo (APUC), Euclides Querales, informó que este gremio se mantiene en estado de alerta ante el envío de las nuevas tablas salariales que dejan un margen negativo para los trabajadores universitarios de un 50 por ciento.

Esta diferencia salarial constituye un atentado contra la estabilidad financiera del paupérrimo salario que devengan los ucistas, por lo que los gremios realizán las gestiones pertinentes para su corrección, y evitar el inicio de una ola de reclamos de este sector en defensa de los derechos contractuales.

Querales indicó que mientras el deterioro de nuestra calidad de vida se agiganta, el Gobierno en su locura de campaña, todas las semanas suma y resta los pírricos aumentos salariales que da compulsivamente por decreto. “Este desorden financiero provocado por el Ejecutivo nacional cada vez que hay aumentos por decreto se refleja en las variaciones de las tablas salariales de los trabajadores”.

Querales indicó que el pasado viernes llegaron las tablas salariales de los universitarios con un nuevo aumento salarial y, como siempre, a nosotros, cualquier aumento nos llega tarde.

Para el dirigente gremial, el presidente Nicolás Maduro, en su desesperación electoral, anuncia aumentos o bonos por cualquier día que el descubra en su imaginario que pueda asociar con cualquier cosa del calendario oficialista.

Recordó que en el mes de marzo aumentó el 58% el salario mínimo, que ellos llaman integral. “En abril, ofreció 50% de incremento salarial a los universitarios, y el 1° de mayo, anunció otro aumento, consistente en 395 mil bolívares, con los cuales el salario mínimo pasó a 1 millón de bolívares más el incremento de la cesta ticket, para un total de 2 millones 555 mil bolívares. Todos estos aumentos son aplicables a nosotros, los universitarios”.

Exigen explicaciones a la OPSU

Al presidente de la Apuc le sorprende el envío en abril de las nuevas tablas salariales y, sin esperar maquetas, se resta el 50% del aumento salarial que el Gobierno había anunciado para el sector universitario.

En virtud de esta diferencia, se activó el plan de seguimiento y se exigieron explicaciones a la Oficina de Planificación del Sector Universitario (Opsu).

Querales considera que la medida tomada es atentatoria contra la paz y el clima laboral de las universidades nacionales, las cuales se encuentran viviendo su momento más crítico. “Dada la presión recibida, se está a la espera de la confirmación extraoficial de la corrección de las tablas, ya que todo forma parte de un error involuntario que, supuestamente, se está subsanando. Enviaran nuevamente la maqueta con los verdaderos montos”.

El gremialista lamentó que, mientras se corrige el error, los trabajadores universitarios siguen padeciendo el azote de la hiperinflación, la cual no es corregida por el Gobierno y la locura de precios en todos los bienes y servicios sigue disparada, acompañada de una buena dosis de especulación de los comerciantes inescrupulosos.

No podemos vivir de supuestos, sentenció Querales. “Esperamos la certeza formal de que todo ha sido corregido, porque, de lo contrario, estamos dispuestos a ir esta misma semana a Caracas, a exigir el cumplimiento de nuestros derechos laborales y la progresividad de los mismos”.

Nota de prensa




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.