Ocho muertos en tiroteos en salones de masaje de EE.UU.
La policía acude al lugar donde al menos ocho personas resultaron muertas en ataques a tres salones de masajes asiáticos en la ciudad estadounidense de Atlanta y donde las autoridades han detenido ya al supuesto responsable / Foto: EFE

Ocho personas, la mayoría mujeres de origen asiático, murieron el martes en tiroteos ocurridos en tres salones de masaje de Georgia, en Estados Unidos, y un hombre terminó detenido bajo sospecha de haber orquestado los ataques, dijo la policía.

Se desconoce si los tiroteos tienen un móvil racista, pero ocurren cuando muchos estadounidenses de origen asiático están en tensión tras un aumento de los crímenes de odio contra su comunidad y despiertan el temor de que negocios dirigidos por asiáticos puedan resultar blanco de ataques.

Cuatro de las víctimas murieron en el salón de masajes Young’s Asian Massage cerca de Acworth, un suburbio de Atlanta, capital de Georgia, dijo el diario Atlanta Journal-Constitution.

El capitán Jay Baker, de la oficina del sheriff del condado Cherokee, dijo al diario que las víctimas eran dos asiáticas y una mujer y un hombre blancos, en tanto que un hispano resultó herido.

Por su lado, el departamento de policía de Atlanta confirmó que cuatro mujeres de apariencia asiática aparecieron muertas en otros dos salones de masajes cercanos en el noreste de Atlanta.

Identificado el sospechoco

Con base en videos de las cámaras de vigilancia, las autoridades identificaron a Robert Aaron Long como sospechoso de todos los ataques.

“Es altamente probable que nuestro sospechoso sea el mismo que el del condado Cherokee, que está en custodia”, dijo a la AFP el portavoz de la policía de Atlanta, John Chafee.

Long quedó detenido tras una “breve persecución” a unos 240 kilómetros de Atlanta, según un comunicado del Departamento de Seguridad de Georgia divulgado en Facebook.

Al describir la escena en el incidente en el noreste de Atlanta, el portavoz de la policía indicó: “Al llegar, los agentes encontraron dentro tres mujeres muertas por disparos”.

Estando allí, los policías resultaron alertados de disparos escuchados también al otro lado de la calle en donde encontraron a la cuarta víctima.

El FBI está colaborando en la investigación, dijo un portavoz a la AFP.

“Minorías marginadas”

Los tiroteos ocurrieron tras denunciarse un aumento de los ataques contra asiático-estadounidenses, especialmente ancianos, atribuidos a la pandemia de COVID-19, pues la enfermedad fue tildada de “virus chino” por el expresidente Donald Trump, entre otros.

El departamento de contraterrorismo de la policía de Nueva York dijo estar “vigilando los ataques a tiros a asiático-estadounidenses en Georgia”. Y señaló que desplegó agentes en las grandes comunidades asiáticas de la ciudad debido a un “exceso de precaución”.

Aunque la motivación racial puede ser difícil de determinar, un estudio del Centro para el estudio del Odio y el extremismo en la universidad CSU San Bernardino encontró que los crímenes de odio reportados contra asiáticos se han casi triplicado de 49 a 122 casos en el último año, en 16 grandes ciudades estadounidenses -incluidas Nueva York y Los Ángeles. Esto, a pesar de que la tasa global de los crímenes de odio cayó 7%.

En Georgia viven unos 500 mil residentes asiáticos, poco más del 4% de su población, según el Asian American Advocacy Fund.

Tiroteos “horribles”

El Partido Demócrata en Georgia calificó los tiroteos del martes de “horribles”.

“Mientras siguen emergiendo detalles, podemos decir que este ataque tristemente continúa con un inaceptable patrón de violencia contra asiático-estadounidenses, que se ha disparado durante esta pandemia”, dijo la congresista Nikema Williams, quien es la líder estatal del partido.

“Las trágicas muertes de hoy en Atlanta reafirman la necesidad de actuar y proteger del racismo a todas las minorías marginadas de Estados Unidos”, tuiteó el abogado Ben Crump, conocido por representar a víctimas negras de la brutalidad policial.

En un discurso pronunciado el jueves, el presidente Joe Biden condenó los “perversos crímenes de odio contra los asiático-estadounidenses que han sido atacados, hostigados, acusados y tomados como chivo expiatorio”.

“Eso está mal. No es estadounidense. Y debe detenerse”, dijo.

© Agence France-Presse




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.