Panamá anunció que retirará su bandera al barco humanitario Aquarius, que anteriormente fue privado del pabellón de Gibraltar, por no respetar los “procedimientos jurídicos internacionales” relativos al rescate de inmigrantes en el Mar Mediterráneo.

“La Administración Marítima panameña ha iniciado el proceso de cancelación de oficio del registro de la nave  ‘Aquarius 2’, ex  ‘Aquarius’, (…) debido a los reportes internacionales recibidos en los que se señala que la embarcación está desatendiendo los procedimientos jurídicos internacionales en materia de inmigrantes y refugiados auxiliados en las costas del Mar Mediterráneo”, señalaron las autoridades en un comunicado.

Según precisa, la principal denuncia, proveniente de Italia, indica que “el capitán de la nave se ha rehusado a devolver a los inmigrantes y refugiados auxiliados a su lugar de origen”. El texto recuerda que Gibraltar también retiró su pabellón al barco.

El comunicado asegura además que “constituye causal de cancelación de oficio del registro de las naves la ejecución de actos que afecten los intereses nacionales”.

El Aquarius, que esta semana había retomado sus actividades de rescate en el Mediterráneo tras una escala forzosa de 19 días por falta de bandera, socorrió a 11 inmigrantes frente a las cosas libias. Tras haberse negado a devolver a los migrantes a Trípoli, la tripulación del barco está buscando conducirlos a algún país que acepte recibirlos.

En agosto, el gobierno de Gibraltar revocó el uso de su bandera al barco tras haberle solicitado que suspendiera sus actividades de rescate por no estar registrado con esos fines en territorio británico.

Desde que en junio el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, decidiera cerrar los puertos de la península a los inmigrantes, el barco ya no puede atracar en ellos.

Ese mismo mes debió navegar hasta Valencia, en España, para permitir que 237 inmigrantes desembarcaran. En agosto hizo lo propio en Malta con 141 pasajeros, luego de que varios países europeos llegaran a un acuerdo para distribuirlos en sus territorios.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.