ajuste de cuentas
Foto Referencial
COMPARTE

Una pareja murió a las 2:00 a.m del domingo en el barrio José Antonio Páez en Miguel Peña luego de que alguien les disparara.

A los familiares y vecinos les extrañaba que Anny Viadero (36) y Carlos Mota (29) no respondieran los llamados que les hacían. La abuela de la mujer era una de ellas, pero decidió mandar a su nieto de seis años a que se metiera por un orificio a la casa para ver que ocurría dentro.

Un llanto dentro de la vivienda alertó a la muje,  quien escuchó al pequeño decir “Carlos está muerto”. Al otro lado de la puerta estaba el cadáver de Mota, quien tenía varias heridas por impacto de bala y algunos metros más adelante, dentro de la habitación principal, estaba el cuerpo sin vida de la mujer.

La mayor de los cuatro hijos de Viadero relató que la pareja llevaba cinco años de relación. Vivía en aquella casa porque la verdadera dueña llevaba tres meses en Colombia.  Cree que el crimen se debió a que Mota estaba metido en asuntos de robo y que su madre conocía la situación, pero mantenía el silenció.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.