El partido Primero Justicia (PJ) denunció hoy la existencia de un matadero improvisado en una zona residencial del este de Caracas supuestamente controlado por el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) para hacer frente a la escasez de carne.

El dirigente de PJ, Pedro Méndez, dijo a Efe que este lunes visitó la casa ubicada en la urbanización de clase media Los Chorros donde operan varios “consejos comunales” del PSUV y que una dirigente del partido de Gobierno le confirmó que varias reses habían sido sacrificadas y puestas a la venta en ese lugar.

Méndez explicó que fue al lugar después de escuchar las quejas de varios vecinos de la zona que le informaron de la situación y le enviaron videos en los que se observa la entrada a la casa de una decena de reses vivas.

“Yo fui para el lugar a verificar las denuncias que estaban haciendo los vecinos y efectivamente allí, en el patio de la casa, había unas cinco reses, y ya estaban vendiendo la carne a las personas del sector y había una fila de unas 30 personas para comprar”, dijo.

“Ahí no hay condiciones para almacenar carne, no hay refrigeración de ningún tipo, el lugar huele a carne y está lleno de moscas, adicionalmente detrás de la casa hay un preescolar”, señaló el dirigente.

Adelantó que los vecinos protestarán mañana en la tarde y exigirán que el alcalde chavista del municipio Sucre, José Vicente Rangel Ávalos, cierre este matadero improvisado e impida la comercialización de productos pues se trata de una zona estrictamente residencial.

La carne es un producto que ha desaparecido de los anaqueles, sobre todo después de que el Gobierno de Nicolás Maduro anunciara hace poco más de un mes un control sobre sus precios.

La Federación Nacional de Ganaderos de Venezuela (Fedenaga) denunció ayer expropiaciones de reses a través de las gobernaciones locales, que en algunos casos piden el 60 % de los animales que se van a comercializar.

Explicó que el Gobierno central está pidiéndole a los gobernadores de estados ganaderos “aproximadamente 1.000 reses semanales” y que hay entidades que no “están en capacidad de proporcionar” esa cantidad porque no cuentan con los recursos para engordar el ganado.

El Parlamento, por su parte, acordó ayer conformar una comisión que investigue por qué el Gobierno de Maduro supuestamente importa la carne más cara del continente, mientras la producción nacional se encuentra apaleada por expropiaciones y control de precios que conllevan a ventas a pérdida. EFE

nf/ba/dsc




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.