Nuevas protestas contra Bolsonaro por su manejo de la pandemia en Brasil
/ Foto: Reuters

Cientos de personas protestaron nuevamente este domingo con concentraciones y caravanas en varias ciudades de Brasil para exigir la destitución del presidente Jair Bolsonaro por su gestión ante la pandemia de coronavirus, que ya deja más de 223 mil muertos.

Unas 200 personas se concentraron en la avenida Eixo Monumental, en el centro de Brasilia, llevando pancartas y banderas que reclamaban “Fuera Bolsonaro” o “Impeachment ya”, mientras una caravana de decenas de autos expresaba su apoyo con bocinazos, en una convocatoria realizada por partidos y organizaciones de izquierda.

En una performance, un grupo de manifestantes con bolsas de plástico representó a pacientes de COVID asfixiándose frente al Congreso Nacional, en protesta contra la escasez de oxígeno que dejó decenas de fallecidos en el estado Amazonas (norte), y que también comenzó a presentarse en estados vecinos como Pará y Roraima.

“Como resultado de esta mala gestión estamos con más de 220 mil muertos por COVID, basta de Bolsonaro, impeachment ya”, dijo a la AFP Ruth Venceremos, drag queen y activista LGBT que acudió a la movilización.

Otras caravanas anti-Bolsonaro, con motos y bicicletas incluidas, también se registraron en Sao Paulo y en la zona sur de Rio de Janeiro, al igual que el fin de semana pasado.

Colapso en Manaos

El sistema de salud de Manaos, la capital de Amazonas, colapsó hace dos semanas tras el aumento de casos de COVID-19 y la falta de oxígeno en los hospitales obligó además a evacuar a más de 350 pacientes hacia otros estados.

Algunos expertos sostienen que la crisis ocurrió en parte por una nueva variante del coronavirus -más contagiosa- que fue detectada en Amazonas, pero muchos sectores responsabilizan al gobierno por demorar en tomar acciones para evitar el colapso en un estado que ya había experimentado el azote de la primera ola entre abril y mayo pasados.

El gobierno de Bolsonaro es blanco de duras críticas por los errores de gestión ante la crisis sanitaria y por el retardo en la vacunación, que empezó hace dos semanas con apenas 12,8 millones de dosis de dos vacunas (la china CoronaVac y la británica de AstraZeneca/Oxford), en un país con 212 millones de habitantes.

El mandatario también cuestionó la eficacia de las vacunas y criticó las medidas de aislamiento social, por sus efectos económicos, así como el uso de mascarillas.

Un reciente sondeo de Instituto Datafolha reveló una caída de la popularidad del mandatario ultraderechista: un 31% de brasileños considera que hace un “buen” o “muy buen” trabajo, frente a un 37% en los sondeos de agosto y diciembre pasados, cuando alcanzó su máximo nivel de aprobación.

© Agence France-Presse




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.