(Foto EFE)
COMPARTE

El presidente de EE.UU., Donald Trump, canceló este martes la firma de una orden ejecutiva que tenía previsto rubricar y destinada a examinar los riesgos que tienen las agencias ejecutivas del Gobierno federal de sufrir ataques informáticos.

Una portavoz de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, informó a la prensa que la firma de la orden ejecutiva, prevista para este martes se había cancelado, pero no dio ninguna explicación al respecto.

La cancelación se produce poco después de que Trump se reuniera en la Casa Blanca con expertos en ciberseguridad y se comprometiera a proteger la infraestructura energética y eléctrica del país para hacerla más resistente a posibles ataques.

“Los miembros de mi gabinete y los líderes de las agencias deberán rendir cuentas por la ciberseguridad de sus organizaciones, de la que probablemente no tenemos tanta, ciertamente no tanta como necesitamos”, aseguró Trump durante esa reunión.

“Debemos proteger las redes federales y los datos, porque los operamos en nombre del pueblo estadounidense y son muy importantes”, agregó el presidente, que se comprometió a “trabajar con el sector privado” y darle el apoyo necesario “para defenderse contra las amenazas cibernéticas”.

Un funcionario de la Casa Blanca había proporcionado unas horas antes, bajo condición de anonimato, algunos detalles sobre la orden ejecutivaque tenía previsto firmar Trump.

Según esa fuente, Trump planeaba instruir a la Oficina de Administración y Presupuesto (OMB, en inglés) a evaluar los riesgos de ciberpirateo de todas las ramas ejecutivas del Gobierno federal.

Además, la orden pedía que todas las agencias federales asumieran una mayor responsabilidad en la mejora de la ciberseguridad.

Asimismo, la medida establecía que los jefes de varios departamentos, entre ellos Defensa y Comercio, comenzaran a trabajar en cómo avanzar en la seguridad cibernética de infraestructura crucial del país.

La orden cuya firma se ha cancelado llega después del escándalo por los ciberataques que, según las conclusiones de la inteligencia estadounidense, fueron orquestados por Rusia para ayudar a Trump a ganar las elecciones presidenciales del pasado noviembre.

Rusia ha negado su implicación en esos ciberataques, que derivaron en la filtración de documentos y correos electrónicos del Partido Demócrata, y Trump se mostró escéptico al respecto hasta el pasado 11 de enero, cuando reconoció por primera vez que Moscú estuvo detrás de ellos.

Trump ha prometido que en 90 días desde su investidura su equipo presentará un informe completo sobre ciberataques y filtraciones, así como un plan para poder combatir el pirateo cibernético de Rusia, China y otros países.

El presidente almorzó este martes con el exalcalde de Nueva York Rudy Giuliani, quien se ha unido a los esfuerzos del nuevo Gobierno contra el pirateo informático, y quien aseguró a la prensa que el sector privado “tiene que hacer más” para combatir esa lacra.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.