COMPARTE

Felícita Blanco

Jhoynner Sánchez Robles (30) fue asesinado el domingo a las 5 de la tarde en Playa Los Ángeles, parroquia Naiguatá, al este del estado Vargas, para robarle una delgada cadena de oro.

Sánchez vivía en Caricuao, bajó al litoral a disfrutar con su novia y familiares y fue sorprendido por dos maleantes cuando se dirigió al carro a cambiar la música en su equipo de sonido. El grupo de bañistas viajó en dos vehículos desde la capital.

El joven se resistió al robo, le arrebató el bolso al maleante, el hombre sacó una pistola que llevaba en la cintura y le disparó en el pecho. Sánchez  fue trasladado al dispensario de Naiguatá, donde murió.

En el sitio del suceso quedó una copia de cédula de identidad a nombre de Jonaiker Márquez, de 19 años, un conocido delincuente de esa localidad, que posee varios registros policiales. El hombre forma parte de una banda que mantiene azotados a los bañistas, los asaltan y les desvalijan sus carros.

Sánchez trabajó 9 años en Seguros Horizonte y hace unas semanas renunció para dedicarse al comercio particularmente. Era el segundo de tres hermanos y el menor se fue a Argentina en busca de calidad de vida.

En unos meses nacerá la primera hija de Jhoynner Sánchez y con él son cinco los asesinados en Vargas en lo que va de mes.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.