COMPARTE

Litzy Sanz Nava || @litzysanznava

Con
la puntualidad acostumbrada de monseñor Reinaldo del Prette, arzobispo de
Valencia; se inició la solemne misa que
antecede al acto del descenso desde su altar, de la Virgen de la Chiquinquirá
patrona de los zulianos.

En
gran parte de su homilía el arzobispo de
Valencia se apegó estrictamente a los pasajes bíblicos. Destacó el estilo particular
del Jesús vivo para evangelizar, para continuar hablando de la vida de Jesús y cómo a lo largo de su vida estuvo expuesto al escarnio público.

Pero
no desestimó la oportunidad para hacer alusión al esperado diálogo entre
gobierno y oposición: “En Venezuela hay una crisis evidente. De no ser así, no
se hubiese planteado un díalogo. Sin él no hay posibilidad de cambios para
superar esta situación”, sentenció.

Todos
los venezolanos aspiramos a un diálogo, pero que llegue a conclusiones
pero  no que quede el aíre, sino para la
consolidación de planes. La virgen de la Chinita nos va ayudar para que en paz
encontremos un camino para conciliar y para la búsqueda de soluciones sobre la
base de la esperanza, la fe y la caridad. 

En
un encuentro en el que no se cedan espacios sobre la base del respeto la
tolerancia, advirtió para luego señalar que para que un diálogo sea real, verdadero y efectivo, lo primero es la
actitud.

Monseñor
del Prette demandó a los involucrados en el dialogo, ampliar su capacidad de
apertura, flexibilidad,  así como una
mente y corazón  fríos para así escuchar
la opinión de los otros,  para analizar
los argumentos. Pero los racionales al margen de ideologías o aspiraciones
personales o de un grupo, con razón y no con pasión, demandó.

Aplausos
de esperanza

Más
de 600 ciervos de María, miles de feligreses, autoridades eclesiásticas y del
gobierno regional, acompañaron a los sacerdotes co-celebrantes del primer acto religioso  para honrar a esta manifestación mariana
antes, durante y después de su día el próximo viernes 18 de noviembre.

En
su mayoría aplaudieron el fragmento en el que monseñor del Prette hizo alusión
al dialogo, como señal de aprobación de su discurso.

En
su homilía también el arzobispo de Valencia, se mostró agradecido por
permitirle compartir esta celebración. 
Recordó que la invitación llegó a él desde el pasado 2015 pero por
circunstancias ajenas no pudo asistir. “Hoy me llena de alegría estar aquí”,
recalcó.

“La
esencia del cristianismo es la experiencia personal de un gran amor de Dios al
corazón del hombre para amarlo como un papá”, continuó monseñor del Prette en
su discurso, para destacar el rol de Dios como un padre abnegado que jamás
abandona a sus hijos, y así alusión a la Parábola del padre amoroso y del hijo
pródigo que regresa a casa.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.