COMPARTE

AFP

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, evocará este lunes con los dirigentes de los partidos
opositores las consecuencias del intento golpista del 15 de julio
, después
de una manifestación multitudinaria el domingo, en defensa de la democracia e
inquieta ante la contundente actuación del poder.

Miles de turcos
abarrotaron este domingo la plaza Taksim de Estambul
en rechazo a los golpistas del 15 de julio y al mismo tiempo
manifestar su inquietud ante la respuesta del poder tras la intentona.

Mientras esto ocurría, Amnistía
Internacional
(AI) afirmó que dispone
de pruebas creíbles de abusos y del uso de tortura contra personas detenidas.

La concentración multitudinaria en la icónica plaza, bajo
estrictas medidas de seguridad, fue convocada por el principal partido de la
oposición, el Partido Republicano del Pueblo (CPH, laico y de centro
izquierda).

Además de un mar de banderas rojas turcas, podían verse
numerosos retratos de Mustafa Kemal Atatürk, padre de la república y símbolo
del CHP.

Pero, en un gesto de unidad patriótica después de la
intentona golpista, el partido islamo-conservador del presidente Erdogan (AKP,
Partido de la Justicia y el Desarrollo) se unió a la iniciativa.

Así, por primera vez
opositores y partidarios de Erdogan, bajo presión por haber lanzado una purga
masiva en el aparato estatal, se manifiestan juntos.

El acto en esta megalópolis de 15 millones de habitantes, en
un día de transporte gratuito, buscaba resolver las divisiones abiertas tras el
intento de golpe de Estado del 15 de julio, que provocó 270 muertos en total y
luego purgas masivas lanzadas por el gobierno en respuesta.

“Defendemos la república y la democracia”,
“La soberanía pertenece al pueblo sin condiciones”, o “No al
golpe de Estado, sí a la democracia”, rezaban algunas de las pancartas.

Muchos opositores al gobierno, además de rechazar a los
golpistas, preocupados por la instauración del estado de emergencia, clamaban:
“El poder al pueblo (…) Turquía es laica y seguirá siéndolo”.

El presidente y su primer ministro Binali Yildirim deben
reunirse este lunes con Kemal Kiliçdaroglu, jefe del CHP, y Devlet Bahceli,
jefe del Partiudo de Acción Nacionalista (MHP), para discutir del intento
golpista y sus consecuencias.

“Turquía vigila su democracia… Esta vigilancia
continuará hasta que los elementos antidemocráticos sean eliminados”,
escribió Yildirim en un editorial del diario HaberTurk.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.