COMPARTE

Marianela Ágreda Armas

Maestros estadales tomaron las instalaciones de la gobernación de Aragua para elevar su voz de protesta en lo que fue el segundo día de paro en la entidad, medida de presión que debieron optar ante la serie de deudas que el Ejecutivo regional se niega a cancelar y que datan desde hace tres años.

Pancartas, pitos, matracas y hasta ollas usaron los docentes que se volcaron a las calles para dar a conocer a la población la situación que atraviesa ese sector, golpeado por la crisis que no les permite ni siquiera satisfacer las necesidades básicas.

Desde diferentes municipios de Aragua llegaron los maestros para sumarse a la concentración que inició desde las 8:00 de la mañana y que se prolongó hasta horas después del mediodía. No habían solicitado audiencia con las autoridades regionales, tampoco la querían. No están dispuestos al diálogo hasta tanto el gobernador Tareck El Aissami cumpla con la cancelación del aumento del 55% con su retroactivos desde el 1º de marzo, deuda que corresponde a la homologación con los educadores dependientes del ministerio de Educación a quienes el Presidente Nicolás Maduro ordenó el incremento salarial. Tres meses después, en Aragua, los maestros dependientes del gobierno regional se mantienen fuera del beneficio aunque se les prometió cancelar el 30 de mayo.

William Acosta, presidente de Sindicato de Maestros, Profesionales, Técnicos en la Docencia y Conexos de Aragua (Simprotec), destacó que luchan desde hace más un año por el pago de reivindicaciones y hasta ahora nada se concreta.

“Ya las acciones arrancaron y lo único que nos va a hacer reconsiderar las acciones es que por lo menos se deposite el pago que incumplieron el 30 de mayo”, dijo Acosta.

Solo por la deuda de la homologación del 55%, se le debe a los docentes estadales un promedio entre 20 y 40 mil bolívares, y reveló que son 11 mil trabajadores de la educación afiliados a Simprotec, por lo que solo por ese concepto, la suma es considerable.

Entre las deudas con ese sector, Acosta destacó la nivelación de la cestaticket, el desconocimiento de la homologación del bono navideño y del bono para el disfrute de Semana Santa desde diciembre de 2013 y también el aumento salarial del 50% decretado por el Presidente Nicolás Maduro a partir del 1º de mayo de 2015.

No estoy de paro porque no quiero dar clases, es que el Gobierno de Aragua me tiene pasando hambre”, rezaba una de las pancartas que los docentes mostraron durante la protesta.

En los cambios de luz del semáforo en la avenida General Páez a un costado de la gobernación, aprovecharon para mostrar a transeúntes y usuarios del transporte público, que la crisis económica ataca a los maestros y no tienen cómo solventar la situación pues en muchos casos quedaron por debajo del sueldo mínimo.

Las acciones de protesta continuarán. Los maestros están decididos a seguir ejerciendo presión en reclamo de lo que por derecho les corresponde.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.