COMPARTE

EFE

El histórico capitán del Roma Francesco Totti celebra hoy sus 40 años de edad, un día importante para un futbolista que ha dedicado toda su carrera al club “giallorosso” y que, a 23 años de distancia de su debut oficial, sigue siendo decisivo para el equipo de su vida.

Totti, ídolo eterno de la afición romanista, siguió agrandando su leyenda en las últimas semanas y alcanzó el pasado domingo los 250 goles en la Serie A (Primera División italiana), gracias a un penalti marcado contra el Torino.

El capitán romanista está en el centro de la atención del mundo del fútbol italiano, además de por su cumpleaños, por las recientes declaraciones de su mujer, Ilary Blasi, en las que criticó el técnico del Roma, Luciano Spalletti, por cómo trató a Totti en los últimos meses.

Blasi definió a Spalletti como un “pequeño hombre” y le acusó por haber “faltado al respeto” a su marido en la pasada campaña, en una entrevista difundida el lunes por “La Gazzetta dello Sport”.

Las afirmaciones de la mujer de Totti, que trabaja en un canal televisivo italiano, se refieren a lo ocurrido en el mes de mayo de la pasada temporada, cuando Spalletti echó al capitán del equipo del centro deportivo del club por haberse quejado públicamente por el trato recibido.

Por su parte, el jugador publicó a última hora de ayer un comunicado personal en el que confirmó las dificultades vividas el año pasado con el entrenador pero destacó que en este momento hay “sintonía total con el presidente y el técnico”.

Hay opiniones discordantes sobre cuál es el trato correcto para un futbolista que, tras marcar una época con un club, vive la recta final de su carrera deportiva.

Con la llegada de Spalletti (en enero de 2016), el rol de Totti se hizo cada vez más marginal, hasta el punto de que hubo momentos en el que parecía que la trayectoria del número 10 en el Roma iba a cerrarse al finalizar la pasada temporada.

Sin embargo, las muestras de apoyo de la hinchada romanista y los goles marcados por el jugador, algunos de ellos decisivos para los últimos duelos del último curso, llevaron al presidente, el estadounidense James Pallotta, a renovarle el contrato un año más.

En los planes de Pallotta, Totti debería seguir la huella del jugador de baloncesto estadounidense Kobe Bryant, que anunció su retirada al principio de la última temporada y que tuvo una larga y emotiva despedida en todos los campos de la NBA (con grandes ingresos económicos en las cajas de los Lakers).

Todo apunta a que este será el vigesimoquinto y último curso de Totti como jugador del Roma, antes de empezar una carrera como embajador del club en el mundo.

Son varios los momentos que cabe recordar de la carrera del capitán, una experiencia que comenzó a los 12 años en los juveniles del club y que, a pesar de los pocos trofeos conquistados, dio paso a una leyenda.

El debut a los 16 años en 1993, el Scudetto (título liguero) de 2001, el rechazo a una oferta del Real Madrid en 2004, el Mundial de 2006, la Bota de Oro del año siguiente, son solo algunos de los momentos determinantes de la vida deportiva de Totti.

La citada propuesta del Real Madrid de Florentino Pérez supuso uno de los pocos momentos de incertidumbre del italiano, aunque al final prefirió quedarse en la ciudad de su vida, según admitió repetidamente el mismo jugador .

Otra página histórica para Totti fue escrita el 9 de julio de 2006, cuando el romanista conquistó el Mundial de Alemania en un torneo en el que anotó un penalti decisivo en los octavos de final contra Australia.

Ese triunfo tuvo un sabor particular para el número 10, ya que había sufrido una grave lesión en un tobillo en febrero de ese año que hubiera podido perjudicarle su presencia en la competición.

La temporada siguiente fue la más prolífica de Totti, quien marcó 26 goles en Serie A, lo que le permitió ganar la Bota de Oro (el premio para el máximo goleador de los campeonatos europeos), superando al entonces delantero holandés del Real Madrid Ruud Van Nistelrooy.

A lo largo de la carrera, el capitán del Roma protagonizó también momentos negativos, como cuando escupió a un futbolista danés en la Eurocopa 2004 o cuando golpeó a Mario Balotelli en la Copa Italia de 2011, lo que alimentó el debate entre sus amantes y sus detractores.

Sin embargo, a pesar de algunos fallos en su carrera, la singularidad de la historia de Totti superó los confines nacionales y el futbolista cuenta con la admiración de muchos aficionados al fútbol europeos y mundiales.

Llegado a los 40 años, ‘el Capitán’ ya no cuenta con el protagonismo absoluto en “su” Roma, aunque su aportación sigue a buen nivel, ya que en los cuatro partidos disputados en esta campaña anotó 2 goles y dio 2 asistencias.

Totti celebrará esta noche con la plantilla, el técnico y algunos amigos su cumpleaños, con otros ocho meses por delante en los que podrá escribir las últimas páginas de una carrera única.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.