(Foto PRESIDENCIA DE COSTA RICA)
COMPARTE

El Gobierno de Costa Rica informó este lunes que está reforzando las tareas sanitarias en las comunidades afectadas por el huracán Otto, con el fin de evitar brotes de enfermedades como el dengue y diarreas.

El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, declaró este lunes en una conferencia de prensa que en los albergues hay representantes del Ministerio de Salud y que se instalarán más servicios sanitarios.

Un equipo de control de vectores del Ministerio de Salud ya se encuentra en la localidad de Upala (norte), una de las más afectadas por el huracán, con el fin de efectuar trabajos de limpieza y eliminación de criaderos del mosquito Aedes aegypti, transmisor de las enfermedades Zika, Dengue y Chikunguña.

La viceministra de Salud, María Esther Anchía, advirtió que el estancamiento de agua en ciertos lugares debido a las inundaciones, supone un lugar propicio para la aparición de criaderos de mosquito, situación que se está atacando de inmediato.

La viceministra instó también a los vecinos de las zonas afectadas para que pese a la emergencia no bajen la guardia en el combate al mosquito.

Hasta el momento, el Ministerio de Salud ha fumigado tres albergues y 270 casas, para evitar la reproducción de los mosquitos, y ha eliminado 15 criaderos en un albergue.

Un total de 23 funcionarios se encargan de estos trabajos, para los que se cuentan con 20 máquinas fumigadoras.

Para evitar diarreas, el Gobierno está reforzando las medidas higiénicas en los albergues con jabón, agua y gel desinfectante, además de la instalación de más servicios sanitarios y manejo adecuado de residuos.

“Para garantizar el buen manejo de los albergues se ha coordinado todo un equipo que ha llegado allá y la idea es que haya todo un abordaje epidemiológico, de saneamiento básico y estamos previendo que el agua que se consuma tenga una cloración adecuada para evitar brotes de enfermedades”, afirmó Anchía.

El huracán Otto, que azotó el jueves a Costa Rica, dejó en este país al menos 10 personas fallecidas, 11.000 damnificados, 2.778 kilómetros de caminos y carreteras dañados, al menos 1.598 viviendas con algún tipo de afectación en un total de 449 pueblos.

En el país se mantienen abiertos 42 albergues en los que se refugian 5.363 personas.

Las autoridades continúan hoy las tareas de ayuda humanitaria por tierra y aire a las comunidades más afectadas por el ciclón.

Otto pasó por Costa Rica el jueves como huracán de categoría 2, con vientos de hasta 175 kilómetros por hora y lluvias de 200 litros por metro cuadrado en el norte del país, que equivalen a las precipitaciones de todo un mes de invierno.

Esto causó severas inundaciones, derrumbes y avalanchas de agua, tierra, piedras y árboles, principalmente en los cantones del norte del país: La Cruz, Upala, Guatuso, Los Chiles y Bagaces, por donde pasó el centro del huracán.

Otto es el primer huracán que impacta de manera directa a Costa Rica desde que existen registros.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.