Perú ve difícil la clasificación /Foto: Archivo
COMPARTE

EFE

La selección de Perú cierra 2016 consciente de que alcanzar un cupo para el Mundial de Rusia 2018 le será difícil pero no imposible, y con un equipo sin estrellas pero con mucho oficio que espera encadenar buenos resultados.

La Blanquirroja, ausente en una Copa del Mundo desde España 1982, despedirá el año en la octava posición de las eliminatorias sudamericanas, a cinco puntos de la zona de clasificación, lo que le obliga a lograr casi todos los puntos de los seis partidos que restan por jugar.

En 2017 Perú recibirá en Lima a Uruguay, Bolivia y Colombia, mientras que le tocará visitar a Venezuela, Ecuador y Argentina, un calendario al que los peruanos no temen tras plantar cara este año a los equipos más fuertes del continente, a pesar de que los resultados no le acompañaran.

La selección peruana tuvo este año meritorias actuaciones ante selecciones como Chile y Argentina, pero estas no se vieron reflejadas en los marcadores, por lo que termina 2016 con tres triunfos, dos empates y tres derrotas en eliminatorias, lo que solo le sirvió para avanzar una posición en la clasificación.

A pesar de estar en el octavo lugar, Perú ve posible llegar al Mundial tras la decisión de la FIFA de sancionar a Bolivia por alineación indebida, lo que le dio los tres puntos de su partido perdido en La Paz por 2-0, y por el reciente y contundente triunfo por 1-4 en Paraguay.

El triunfo en Asunción fue el primero de Perú como visitante en las eliminatorias después de doce años y ratificó la apuesta de su seleccionador, el argentino Ricardo Gareca, por renovar el equipo con jóvenes valores que sucedieron a las tradicionales estrellas de la Blanquirroja.

Arropados por el delantero Paolo Guerrero como único líder, un grupo de futbolistas con mucho compromiso ha conseguido que hasta el más nostálgico de los hinchas peruanos no extrañe a los veteranos Claudio Pizarro, Jefferson Farfán y Juan Manuel Vargas.

En su lugar emergieron los jóvenes Christian Cueva, Raúl Ruidíaz, Édison Flores, Renato Tapia, Andy Polo y Luiz Da Silva, quienes con ilusión y desparpajo adquieren poco a poco galones en la selección y todavía no vislumbran el techo de su juego colectivo.

La irrupción de Cueva merece una mención aparte, pues se encuentra en el mejor momento de su carrera desde que llegó al Sao Paulo brasileño y su capacidad para llevar la batuta del juego sorprende a los rivales y recuerda a las históricas estrellas más talentosas del fútbol peruano.

Lo mismo ocurre en la defensa, donde el experimentado Alberto Rodríguez regresó a la selección para servir de tutor a Christian Ramos y a los laboriosos laterales Aldo Corzo y Miguel Trauco.

En ese grupo Gareca depositó toda su confianza y espera que a cambio obtenga el próximo año los anhelados resultados que permitan a Perú mantener vivo el sueño de volver a una Copa del Mundo.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.