El desbordamiento de dos ríos causó cinco muertes e inundaciones de varias vivienda. (Foto: EFE)
COMPARTE

Las lluvias de las últimas cuatro semanas en República Dominicana han causado al menos 15 muertes, daños en la agricultura y en infraestructura por unos 5.000 millones de dólares, así como el aislamiento de decenas de comunidades, según los informes oficiales.

El desbordamiento de dos ríos la noche del domingo en la provincia de Puerto Plata (norte), causó cinco muertes e inundaciones de varias viviendas, mientras las autoridades de socorro reportan que 19.076 personas se encuentran desplazadas.

Tres de las cinco víctimas eran miembros de una misma familia que fue sorprendida por las aguas dentro de su vivienda en la comunidad La Jaiba, del municipio de Villa Isabela, en esa provincia.

Los cuerpos de Ney de Aza Santos, de 31 años; Reynaldo de Aza, de 40, e Isaura de Aza, de 13 años, fueron recuperados este lunes.

Otros dos hombres murieron tras ser arrastrados cuando intentaron cruzar las aguas de una cañada a bordo de una motocicleta, en la comunidad El Pinto, también en Puerto Plata.

Con estas últimas cinco muertes, el saldo de víctimas mortales por las lluvias en las últimas semanas se eleva a 15, según confirmaron a Efe fuentes de Defensa Civil.

Las inundaciones de ayer en Villa Isabela, Puerto Plata, causaron la destrucción de siete viviendas, mientras otras 200 resultaron afectadas.

Además, por efecto de las precipitaciones, el personal del hospital municipal y del cuartel de la Policía Nacional de ese municipio tuvo que ser evacuado.

El último informe del Centro de Operaciones de Emergencias (COE) asegura que 69 comunidades permanecen incomunicadas, en tanto 14 puentes y 7 carreteras se encuentran dañados.

Ese boletín, además, cifra en 3.514 las viviendas afectadas, de las que 122 fueron completamente destruidas.

La situación de desastre ha obligado al Gobierno dominicano a volcarse en recursos para las zonas afectadas, que incluyen prácticamente toda la zona norte, noroeste y noreste del país, afectados por lluvias traídas por vaguadas.

El presidente dominicano, Danilo Medina, quien ha visitado las zonas en varias oportunidades, afirmó sentirse consternado con las muertes de las últimas horas en Puerto Plata.

El Ministerio de Agricultura aseguró que los daños por el prolongado mal tiempo engloba las pérdidas de cosechas, imposibilidad de transportar productos, así como la afectación de puentes y carreteras.

Las autoridades han reiterado que las inundaciones repentinas, como las ocurridas anoche, se deben a la saturación de los suelos, por lo que mantienen en alerta máxima, mediana y mínima, a 16 de las 32 provincias del país.

Además de Puerto Plata, en alerta máxima se encuentran las demarcaciones de Santiago (norte), Montecristi y Valverde (noroeste) y Duarte (noreste).

Otras provincias en alerta son La Vega, María Trinidad Sánchez y Espaillat (norte), así como Sánchez Ramírez (noreste), El Seibo, San Pedro de Macorís y La Altagracia (este).

El Ministerio de Salud Pública ha alertado sobre eventuales brotes de enfermedades debido a la situación, por lo que ha dispuesto la entrega de cloro para el agua y la fumigación para eliminar el mosquito Aedes aegypti, transmisor del virus del Zika, el dengue y el chikunguña.

La situación de calamidad en el norte dominicano, principalmente, ha puesto de nuevo en evidencia la fragilidad de muchas de las viviendas afectadas, localizadas muy cerca de ríos y arroyos o en laderas y montículos proclives a derrumbes.

Las ayudas locales y del exterior han mitigado el impacto de los daños, como los 105.853 dólares que destinó Taiwán en favor de los afectados o los alimentos, ropas y agua que entregó el congresista electo de Estados Unidos, Adriano Espaillat, el primer dominicano de origen en ser elegido a la Cámara de Representantes de ese país.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.