La selección nacional perdió por goleada en Ecuador/ Foto: AFP
COMPARTE

La realidad volvió a darle una cachetada a la desahuciada Venezuela, que termina el año en el último puesto de la clasificatoria sudamericana al Mundial de Rusia-2018. Su único consuelo: los jóvenes que maduran de cara al futuro.

El martes, cinco días después de golear en casa a Bolivia por 5-0 y festejar su primer triunfo en el premundial, llegó la resaca para la selección vinotinto con una derrota 3-0 ante Ecuador.

Descarrilada hace tiempo en la vía a Rusia-2018, la oncena dirigida por Rafael Dudamel se había dado el pequeño gusto de abandonar el último lugar gracias a la victoria ante los bolivianos, pero la caída en los 2.850 metros de altitud de Quito la mandó de regreso al sótano.

Cinco puntos con 12 fechas cumplidas es el pobre balance vinotinto, mientras que Brasil lidera con 27 unidades, seguido por Uruguay (23), Ecuador, Chile (20 cada uno) y Argentina (19).

Completan la tabla Colombia (18), Paraguay (15), Perú (14) y Bolivia (7).

La imposibilidad de alcanzar puestos de acceso al Mundial hace que Dudamel se concentre en el protagonismo creciente de la sangre nueva, con la esperanza de armar un núcleo competitivo con vistas al Mundial de Catar-2022.

De los 17 jugadores que empleó el exportero en la doble fecha contra Bolivia y Ecuador, 10 no pasan de los 25 años. Solo dos tienen más de 30.

Montaña rusa

Parco en la rueda de prensa tras el encuentro del martes, Dudamel pidió un voto de confianza y lanzó una promesa de cara a sus próximas citas en la clasificatoria: “vamos a volver mucho mejor”.

La selección venezolana recibirá a Perú y visitará a Chile en marzo próximo.

En una montaña rusa, con abruptos altibajos, Venezuela tiene mucho que corregir. Tras el castigo a Bolivia, con triplete de Josef Martínez, fue incapaz de hacer daño a Ecuador y echó en falta un jugador que tomara las riendas en la zona de creación.

Rómulo Otero, mediocampista de 25 años del brasileño Atlético Mineiro, lo hizo en el choque frente a los altiplánicos -acompañado en los costados por Jacobo Kouffati y Jhon Murillo- y aprovechó la oportunidad que pedía a gritos con una brillante actuación. Pero una lesión lo excluyó del choque ante los de la mitad del mundo.

Acostumbrado a jugar en altura, pues milita con el ecuatoriano Deportivo Cuenca, Kouffati fue el elegido para desempeñar el trabajo de Otero, pero tuvo que abandonar la cancha por problemas físicos antes del descanso.

“Lastimosamente, (Kouffati) nos pudo dar solamente 30 minutos de su fútbol”, se lamentó Dudamel.

La caída

Si a Venezuela le faltaron ocasiones de gol, a Ecuador le sobraron. Hizo 20 remates y el marcador pudo ser mucho más abultado.

Los venezolanos resistieron hasta el minuto 51, cuando Arturo Mina rompió el 0-0. Desarmado tras verse en desventaja y ahogado por la altura, el combinado vinotinto encajó las dianas de Miller Bolaños y Enner Valencia en el 82 y el 86, lo que acabó con la posibilidad de salvar, al menos, un punto.

El entrenador aseveró que el 1-0 llevó a los suyos a tomar “decisiones apresuradas”.

“Cuando tenemos el resultado en contra, necesitamos mayor fortaleza mental”, afirmó Dudamel, quien espera que la evolución de sus “jóvenes valores” ayude a superar ese déficit.

“Tenemos un grupo de futbolistas de altísima calidad, jóvenes, pero a la vez con experiencia. Esperemos que sigan madurando, adquiriendo esa jerarquía que da el fútbol internacional”, aseveró el entrenador.

MINIANUNCIOS VIP




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.