Al menos 82 venezolanos, entre ellos, 29 mujeres, fueron repatriados el sábado por el Gobierno de Trinidad y Tobago, por violar leyes migratorias o que habían cumplido cárcel y estaban esperando su debida deportación, informaron hoy fuentes oficiales.

Según dijo hoy en un comunicado de prensa el Ministerio de Seguridad Nacional de Trinidad y Tobago, al grupo de venezolanos los amontonaron el pasado viernes en el Centro de Detención de Inmigración en el Cerro de Aripo, al norte del territorio caribeño, para luego ser deportados a su país de origen.

A su vez, el departamento de seguridad trinitense indicó que los planes de repatriación los llevó a cabo junto con el embajador de Venezuela en el Trinidad y Tobago, Coromoto Godoy.

El Gobierno trinitense dijo además que durante la reunión, Godoy ofreció proveer transporte, tanto marítimo como aéreo, para el debido traslado de los venezolanos.

El proceso, no obstante, fue criticado por la organización local religiosa “Living Water Community”, que trabaja junto a la Agencia de Refugiados de la ONU (UNHCR), al dudar sobre si la deportación fue legal al no ser debidamente registrados con la UNHCR.

A principios de abril, un grupo de legisladores informó que aproximadamente 2.000 venezolanos habían pedido asilo en Trinidad y Tobago en los pasados meses.

Alfredo Romero, director de la ONG Foro Penal Venezolano, informó temprano a través de sus redes sociales que 82 venezolanos detenidos en el Centro de Detención de Inmigración de Trinidad y Tobago fueron deportados hacia Venezuela.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.