COMPARTE

La tercera Batalla de La Puerta, o Batalla del río Sémen, fue un encuentro ocurrido en 16 de marzo de 1818 en la quebrada de La Puerta, junto al río Sémen y San Juan de los Morros -en Guárico, cerca de Villa de Cura, Aragua-, entre las tropas de Simón Bolívar, quien se dirigía por el centro de Venezuela con el fin de tomar la ciudad de Caracas durante su Campaña del Centro, pero que fue derrotado por la fuerza de Pablo Morillo.

El 16 de marzo de 1818 se enfrentaron, en el sitio de Semen, los ejércitos en pugna, patriotas y realistas. A la cabeza de ellos iban sus máximos jefes, Simón Bolívar y Pablo Morillo.

También en este encuentro los realistas salieron favorecidos, a pesar de haber recibido Pablo Morillo un lanzazo en medio de la refriega Bolívar se retiró hacia Calabozo. El jefe realista recibió, gracias a esta acción el título de «Marqués de La Puerta». El campo de batalla, con poca diferencia, es el mismo en el que el caudillo Boves venció en dos ocasiones anteriores.

Se llama La Puerta, porque es una depresión de la serranía, en cuyo fondo corre el río Guárico y pasa también el camino que va desde los valles hacía los Llanos. Sobre un pequeño llano que cruza un arroyo denominado El Sémen, tributario del río Guárico, se libraron los combates.

El Guárico transcurre de noroeste a sudeste, en las faldas de las serranías del que forma parte el accidente denominado Morro de San Juan. El camino se bifurca en los dos barrancos del Morro de San Juan, el occidental, llamado Quebradaseca, y el oriental, donde pasa el arroyo Sémen.

En dirección Este, respecto del arroyo, entre los dos barrancos, hay una pequeña llanura cortada por zanjas labradas, y limitada por colinas en sus márgenes. El camino oriental queda cerrado al sur por el pueblo San Juan de los Morros.

La batalla se desarrolló con una primera fase que culmina en torno al mediodía, cuando desde el amanecer se enfrentan las fuerzas de Francisco Tomás Morales, compuesta de 1.000 infantes y 500 jinetes realistas, que formando la vanguardia, tuvo que retroceder por el camino Oriental combatiendo frente a 3.500 soldados republicanos.

Luego de tres horas de batalla llegó la columna de 1.500 realistas, infantes principalmente, de Morillo (los 900 de La Torre estaban aún muy lejos y no participaron de la lucha). Este se lanzó a la cabeza de sus tropas en un feroz contraataque desde Quebradaseca, durante el cual fue herido por un lanzaso.

Miguel de la Torre asumió el mando transitorio del ejército por la baja de su comandante jefe. Pablo Morillo, herido, no desaprovechó la oportunidad para hacer alarde de la confianza en sus milicias del país y fue trasladado embarcado en camilla por 30 leales americanos, soldados del batallón de pardos de Valencia hacia dicha ciudad.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.





Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.