COMPARTE

Felícita Blanco

Desde hace diez días se encuentran en la morgue de Bello Monte los cuerpos de Winder Jonathan Chacín (25) e Isidora Rodríguez (35), asesinados el sábado 22 de octubre en Los Frailes de Catia, parroquia Sucre, delante del hijo de 8 años de la mujer.

De La Fría, estado Táchira, vino Daybelis Gelves, a reclamar el cuerpo de su primo. En Caño Amarillo la asaltaron y le robaron el dinero. No ha podido retirarlo porque no cuentan con los recursos económicos y están reuniendo entre familiares y amigos.

Una hermana de Isidora tampoco ha podido llevarse el cadáver porque consiguió una ayuda para el ataúd y el pago en el cementerio, pero les falta el dinero para el traslado a Maracay.

Winder tenía seis años en Caracas, trabajando como vendedor ambulante. Mantenía una relación sentimental con Isidora, y ese día salieron a hacer unas compras. Poco se sabe del caso porque el único testigo fue el menor. Solo les dijeron que fueron ajusticiados, los obligaron a arrodillarse y les dispararon en sus cabezas. Las autoridades sospechan que podría tratarse de un crimen por encargo, o un hecho pasional.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.