COMPARTE

Beatriz Rojas || Brojas@el-carabobeno.com

Para sacarle provecho económico al hecho de haber hecho la cola frente a los supermercados, bachaqueros continúan vendiendo los productos regulados a precios especulativos en diferentes sitios de la ciudad. La actividad está prohibida pero a ellos parece no importarle mientras la gente que no pueda hacer la cola le compre los productos. 

En la avenida Escalona se mantienen los productos casi escondidos entre las verduras para ofrecerlos a los necesitados clientes que pagarían hasta el triple del valor establecido. 

Una papeleta de café de cien gramos la ofrecen en 200 bolívares y le sugieren a los clientes que aprovechen porque no se consigue fácil. Los paquetes de pañales de 24 unidades cuestan entre 700 y 800 bolívares. Un kilo de arroz lo ofrecen en 350 y el de azúcar en 250. 

Por una bolsa de detergente en polvo de dos kilos piden mil 500 bolívares y ningún cartón de huevo baja de mil bolívares. Todos los artículos tienen evidentes precios especulativos, que afectan la economía de las personas de escasos recursos. 

Frente al Supermercado Popular se observa a diario una cola de personas esperando que llegue algún producto regulado para comprarlo. La mayoría de las personas que esperan, son bachaqueros.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.