COMPARTE

EFE

 Delegaciones de
Colombia y Venezuela, encabezadas por sus cancilleres, comenzaron este
miércoles  en Cartagena la reunión para
discutir la crisis en la frontera común, detonada por la decisión de Caracas de
cerrar el principal paso fronterizo y deportar a más de un millar de
colombianos.

A la reunión, que se celebra en la Casa del Marqués de
Valdehoyos, sede alterna de la Cancillería, asisten las ministras de Relaciones
Exteriores de Colombia, María Ángela Holguín, y de Venezuela, Delcy Rodríguez,
acompañadas por otros miembros de los respectivos gabinetes.

Las delegaciones se saludaron fríamente al comienzo de la
reunión pero no hicieron declaraciones, que las guardaron para el final, cuando
harán un balance de lo tratado.

En la calle, frente a la sede del encuentro, un pequeño
grupo de colombianos se congregó para gritar consignas en contra del Gobierno
venezolano y la Policía tuvo que pedirles que se retiraran para no entrar en
conflicto con dos venezolanos que defendían al presidente Nicolás Maduro.

La expectativa que ha generado este encuentro para
solucionar la crisis fronteriza, iniciada hace una semana, dio paso al
escepticismo a tenor de las recientes declaraciones del Gobierno venezolano.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo anoche que
el cierre del paso fronterizo de Cúcuta-San Antonio es apenas “la punta
del iceberg” de la respuesta de su Gobierno a la “violencia
paramilitar” y anticipó que en la reunión bilateral de hoy en la caribeña Cartagena
se dirán “verdades muy duras”.

“Yo orienté a la comisión, a la canciller, a decir
todas las verdades, no nos vamos a ir por las ramas, hace un año nos reunimos
(…) en Cartagena y no se cumplió nada, del lado colombiano un desastre”,
dijo Maduro.

La canciller Rodríguez ratificó hoy esa postura en un
mensaje de Twitter en el que dejó claro que en el encuentro con Holguín la diplomacia
será puesta a prueba.

“Camino a Cartagena a exigir respeto a los derechos de
Venezuela en la construcción de una frontera productiva, de paz y respetuosa de
los DD.HH.”, escribió la canciller venezolana.

Colombia, por su parte, advirtió por medio del presidente
Juan Manuel Santos que en la cita de Cartagena, además de “buscar
soluciones conjuntas” a la crisis en la frontera, servirá para presentar
una “protesta por la forma en que han sido maltratados nuestros
compatriotas”.

En otro tuit publicado poco antes del inicio de la reunión,
Rodríguez anticipó que su país no aceptará reclamos.

“Venezuela invita al Gobierno de Colombia a tomar muy
en serio los graves problemas de desatención de su población”, expresó.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.