COMPARTE

Sara Pacheco

Algunos huecos cumplen años. Ante la falta de atención de autoridades municipales y estadales, los vecinos han pensado hasta en celebrarlos. Esto pasa en la avenida Martín Tovar, en el sector Los Taladros. Hace siete meses el colapso de aguas servidas originó un enorme hueco en la vía. Luego de ser restituido por un trabajador de Hidrocentro que habita en la zona, y posteriormente asfaltado, un bote de agua blanca hundió de nuevo el pavimento. 

El tubo matriz tiene casi 60 años, está como una galleta. Hace un año nos cambiaron los tubos de aguas servidas, en ese momento, nos advirtieron que se debía cambiar, pero un ingeniero de Hidrocentro dijo que le convenía más hacerlo por partes. No hizo nada, argumentó Marlene Farfán, miembro del consejo comunal Los Taladros I. 

A pesar de las señalizaciones, recientemente un carro cayó en la abertura. Entre cinco vecinos cercanos lo sacaron. En la comunidad exigen la presencia de alguna autoridad que pueda resolver la situación, pues la calle es muy transitada. Hay un liceo y un preescolar cerca. 

Cableado en árboles

Farfán denunció además que algunos árboles en el área chocan con los cables de alta tensión, especialmente cuando llueve. Las fuertes brisas hacen que la electricidad falle constantemente. 

La vecina aseguró que la queja se ha llevado ante un trabajador de la alcaldía que vive cerca, quien ha llamado en su presencia, pero hasta el momento no han actuado.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.