COMPARTE

Sara Pacheco

 

El humo negro era visible desde la avenida Aranzazu. Entre
el preescolar y la Escuela Básica Rolando Carrillo el olor putrefacto se
escondía tras la quema de los desechos. Decenas de bolsas de basura, aunado a
animales muertos en descomposición, adornaban la vía principal de Trapichito,
comunidad ubicada al sur de Valencia.

Quince días tienen los habitantes sin saber del camión del
aseo urbano. Antes de trancar la calle, la basura no dejaba pasar ni carros ni
personas, detalló Reina Cauro. Las vacaciones escolares salvaron a los infantes
de presenciar la protesta, sin embargo Reina afirmó que montañas de basura se
mantienen permanentemente en el área.

Ernesto Lira, no solo reside frente al nuevo basurero, sino
que posee un puesto de comida rápida. “Como esta hoy tienen que venir con
retroexcavadora a recoger”. Describió que el fuerte olor no solo atrae
mosquitos, sino que afecta su negocio. “Pasas por aquí y se te quitan las ganas
de comer”.

Los vecinos no retribuyen la responsabilidad solo al órgano
municipal, señalan a la colectividad como responsable. El aseo no circula por
las calles y veredas aledañas, solo recoge en las vías principales. Elsa
Sandoval denunció que personas provenientes de Mirandita, Bendición de Dios,
Lomas de Funval y Pedro Herrera también dejan su basura.

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.