COMPARTE

AFP

Irán denunció el lunes la nuevas sanciones estadounidenses contra su programa balístico.

Las sanciones tienen sin embargo una magnitud muy limitada: cinco ciudadanos iraníes y una red de empresas basadas en los Emiratos Arabes Unidos y China fueron agregados a la lista negra financiera de Estados Unidos, anunció la secretaría del Tesoro en Washington.

Teherán las calificó el lunes de “ilegítimas” ya que “el programa balístico de Irán no está concebido para tener la capacidad de transportar cabezas nucleares” explicó Hosein Jaber Ansari, portavoz de la diplomacia iraní.

Irán “responderá a estos actos de propaganda acelerando su programa balístico y aumentando sus capacidades de defensa“, advirtió.

Este programa balístico fue citado por el presidente estadounidense Barack Obama para afirmar que persisten “profundas diferencias” entre Washington y Teherán, pese al acuerdo nuclear que puso fin a 12 años de crisis internacional.

Estas críticas no impiden un acercamiento entre los dos países, que, tras entrar en vigor el acuerdo nuclear, anunciaron la liberación de los cuatro irano-estadounidenses detenidos en Irán, entre ellos el periodista del Washington Post Jason Rezaian, a cambio de siete iraníes detenidos en Estados Unidos.

Nuevo clima

Por su lado, el jefe de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), Yukiya Amano, llegó el lunes a Teherán para entrevistarse con el presidente Hassan Rohani,

Amano se reunió con el jefe de la Organización Iraní de Energía Atómica (OIEA), Ali Akbar Salehi. “Hemos hablado de nuestra futura cooperación en el nuevo clima y una hoja de ruta ha sido casi definida” declaró Salehi al término de la reunión.

“El señor Amano viene por invitación de Irán. La duración del acuerdo es de ocho años pero queremos reducir este periodo y esto será posible con la ayuda de la Agencia”, dijo por su lado Behrouz Kamalvandi, el portavoz de la OIEA.

Kamalvandi se refería a una cláusula del acuerdo que da a Irán ocho años para que limite su programa nuclear. Según este acuerdo, la segunda etapa empezará dentro de ocho años, en 2023, pero si antes la AIEA certifica el carácter pacífico de las actividades nucleares este periodo podría reducirse

Esto es importante para Irán, deseoso de iniciar más pronto ciertas actividades.

De conformidad con el acuerdo nuclear, Irán va a aplicar a partir de ahora de forma voluntaria el protocolo adicional del Tratado de no proliferación (TNP) que permite a la AIEA tener un control más estrecho del programa nuclear iraní.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.