COMPARTE

EFE

 Un discurso de más de
diez minutos del rapero Kanye West, quien anunció que se presentará a
presidente de Estados Unidos en 2020, y las extravagancias de la cantante y
maestra de ceremonias Miley Cyrus marcaron la noche de este domingo la gala de
los MTV Video Music Awards (VMA) celebrada en Los Ángeles.

Esta premiación coronó como reina de la noche a Taylor
Swift, si bien los VMA demostraron un año más que su trascendencia radica más
en el drama que acompaña a sus protagonistas, que en la importancia de unos
galardones cuyos ganadores son elegidos por los votos de los fans.

Swift se alzó con tres estatuillas, entre ellas la de mejor
vídeo musical por “Bad Blood” -la más relevante de la velada- y se
encargó de entregar el premio honorífico Michael Jackson Video Vanguard a Kanye
West seis años después de que el cantante arruinara su momento de gloria
precisamente en otros MTV VMA.

En 2009, West subió al escenario del Radio City Music Hall
de Nueva York justo cuando Swift celebraba su victoria en la categoría de mejor
vídeo musical femenino por “You Belong With Me” para mostrar su
enfado por el hecho de que el público hubiera preferido ese trabajo frente a
“Single Ladies” de Beyoncé.

El domingo, ahora desde el angelino teatro Microsoft (antes
Nokia), Swift recordó aquel momento que hizo furor por las redes sociales y
mostró su admiración a West, quien poco después tomó la palabra para realizar
un sentido discurso -pero disperso- de más de 10 minutos en el que nunca llegó
a pedir perdón.

El rapero, que en esta ocasión fue gentil con Swift, pareció
expresar cierto remordimiento aunque lo que en un principio sonaba a disculpa
concluyó en justificación.

“El problema era la contradicción. La contradicción es
que yo lucho por los artistas, pero en esa lucha fui irrespetuoso con los
artistas de alguna manera”, dijo el cantante que acudió al evento
acompañado por su esposa, Kim Kardashian, y varios miembros más de esa
mediática familia.

En su alegato, durante el cual reconoció que había fumado
alguna sustancia antes de subir al escenario, explicó que no entiende la
finalidad de las galas de premios, manifestó que lo importante es “la
gente con ideas, la gente que cree en la verdad” y se despidió con una
declaración de intenciones.

“He decidido que en 2020 voy a presentarme a presidente
(de EEUU)”, afirmó.

“Ya sabemos qué pasa cuando Kanye West fuma
marihuana”, dijo seguidamente Miley Cyrus, encargada de conducir la
ceremonia en la que prodigó su verborrea malsonante, y quien declaró compartir
el amor de West por Kim Kardashian, en especial por sus pezones.

“(Donald) Trump, tenías mi voto, pero ahora ¡Kanye West
para presidente!”, añadió Cyrus.

La artista que en 2013 escandalizó a muchos en los MTV VMA
con una actuación muy sexual se las arregló para mostrar a la audiencia uno de
sus pechos durante una breve conexión en medio de un bloque publicitario y puso
el broche final a la gala con la presentación de un tema inédito incluido en su
próximo álbum, “Miley Cyrus and Her Dead Petz”.

Cyrus, de hecho, dio a conocer su trabajo y sorprendió al
proclamar que desde ese instante el disco estaba disponible para descarga
gratuita.

No todo fueron buenas noticias para la exestrella infantil
de Disney (Hannah Montana), que vio como en otro momento de la ceremonia Nicki
Minaj, que ganó el premio de mejor vídeo musical de hip hop
(“Anaconda”), le recriminó con dureza que la criticara en los
periódicos.

Cyrus salvó el desencuentro como pudo echándole la culpa a
la prensa.

Minaj, sin embargo, sí pareció haber hecho las paces con
Taylor Swift, con la que mantuvo un reciente cruce de declaraciones a través de
las redes sociales tras expresar su frustración porque su “Anaconda”
no disputara la categoría de mejor vídeo musical del año, a diferencia de
“Bad Blood”, de Swift.

Ambas pasaron página y compartieron la actuación que sirvió
para iniciar la entrega de galardones, en la que se dieron un abrazo.

En la gala también se pudo ver a un compungido Justin
Bieber, que rompió a llorar tras su actuación.

Además del premio a mejor vídeo musical del año, Swift ganó
como mejor vídeo femenino (“Blank Space”), y mejor vídeo pop
(“Blank Space”), mientras que Mark Ronson se impuso como mejor vídeo
masculino (“Uptown Funk”), y Fall Out Boy triunfó en la categoría
rock (“Uma Thurman”).

La lista de vencedores incluyó a Fetty Wap como artista
prometedor (“Trap Queen”), Big Sean por el mejor vídeo con mensaje
social (“One Man Can Change the World”), y 5 Seconds of Summer con
“She’s Kinda Hot” como mejor canción del verano.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.