COMPARTE

EFE

 Marisabel Rodríguez,
la segunda esposa del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez (1999-2013),
denunció este domingo la anulación irregular de su pasaporte y advirtió al
nuevo gobernante, Nicolás Maduro, que ello viola su derecho a viajar.

“Sr. presidente @NicolasMaduro usted bien sabe que eso
violenta mi derecho (y el de mi hija pues es menor de edad ) a salir y entrar a
mi país”, escribió Rodríguez en Twitter.

La madre de Rosinés Chávez, de 17 años, único fruto de su
matrimonio entre 1997 y 2004 con el gobernante fallecido en 2013, atribuyó el
asunto a un “permiso” que supuestamente debe solicitar a agentes de
seguridad del Estado a la hora de decidir sobre viajes al exterior en compañía
de la menor.

“INSÓLITO!!! Como salí de viaje con mi hija y no ‘pedí
permiso’ a su seguridad anularon mi pasaporte”, escribió inicialmente tras
atribuir el asunto a un “acoso del cual estoy siendo objeto”.

Rodríguez también escribió a través de esa red social a
Dante Rivas, jefe de la oficina estatal encargada de expedir pasaportes, y lo
exhortó a que “no permita este abuso”.

El pasado 24 de abril la mujer rogó
“encarecidamente” a Maduro que la recibiera para hablar sobre la
“seguridad” de Rosinés, petición que asimismo hizo a través de su
cuenta de Twitter sin precisar los problemas de seguridad que enfrentaba la
menor.

“@NicolasMaduro le ruego encarecidamente un audiencia
para tratar tema concerniente a la seguridad de mi hija Rosinés”, escribió
entonces.

“Razones imposibles de comentar públicamente”
fueron las que le llevaron a escribirle al sucesor de Chávez, añadió ese día,
sin que informara luego si Maduro la recibió, silencio que también mantuvo el
Ejecutivo.

Rosinés es la cuarta de los hijos de Chávez, quien tuvo
otros tres hijos en su primer matrimonio, con Nancy Colmenares: Rosa Virginia,
María Gabriela y Hugo Rafael.

Chávez, que falleció el 5 de marzo de 2013 a los 58 años a
causa de un cáncer, reveló el 11 de mayo de 2008 que había decidido renunciar a
la acción judicial que había emprendido para “poder ver” a Rosinés,
en vista de lo que consideró un “show mediático” montado en torno a
esa iniciativa de carácter familiar.

“Ante el ‘show’ que se está montando he decidido
desistir de mi solicitud. No voy a permitir que a mi hija la pongan en medio de
un ‘show’. Ya veré, mientras sea menor de edad, cómo hago para verla”,
dijo entonces en su programa dominical ¡Aló Presidente!.

Chávez explicó que optó por la vía judicial en vista de que
su exesposa no le permitía ver a Rosinés.

La acción judicial emprendida por Chávez había sido
considerada por Rodríguez en 2007 como un acto de “violencia, persecución
y hostigamiento” que entrañaba una forma de “intimidación” que
la hacía blanco de un eventual ataque.

“En cualquier momento puedo ser atacada por cualquiera
de esas hordas que él (Hugo Chávez) tiene en la calle; me declaro víctima de
violencia, hostigamiento y persecución por parte del presidente”, dijo la
exlocutora entonces de 41 años.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.