COMPARTE

EFE

La estadounidense Serena
Williams subrayó su condición de número uno del mundo para imponerse a la
rumana Simona Halep por 6-3 y 7-6 (3) y revalidar la corona en el torneo de
Cincinnati, que hizo suyo después de una hora y 39 minutos de partido.

La estadounidense
acumula con la de Cincinnati quince finales ganadas de forma consecutiva. No
pierde en el último encuentro de un torneo desde que cayó, precisamente, en el
abierto de Ohio con la bielorrusa Victoria Azarenka en el 2013.

La victoria ante Halep,
a la que ya había ganado en cinco de los siete duelos previos que habían
dirimido aunque había caído con la rumana en Indian Wells este mismo año, le
supone a la raqueta de Florida su quinto trofeo del curso tras el Abierto de
Australia, Roland Garros, Wimbledon y Miami.

La determinación y el servicio
terminaron con cualquier esperanza de Halep, que dominó en el inicio de cada
manga. No fue capaz la rumana de mantener el pulso con su rival. Ni siquiera en
el ‘tie break’ final, que otorgó el éxito a Serena.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.