El presidente Alberto Fernández tuvo que volver a explicar cuál es el rol de Cristina Fernández de Kirchner en su Gobierno al prestigioso medio francés Le Monde.

“Ella no toma ninguna decisión, pero yo la consulto mucho. Fue presidenta durante 8 años; es de una inteligencia singular y no quiero privarme de su experiencia”, respondió el Jefe de Estado cuando le preguntaron sobre el nivel de injerencia de Cristina Kirchner.

Fernández también defendió su intención de legalizar el aborto, más allá del malestar que se generó en el Vaticano. “El Papa conoce mi posición desde hace mucho tiempo”, planteó para luego manifestar: “Soy católico, pero hay que separar el aborto de la esfera religiosa”.

“Esta no es una medida contra la Iglesia, sino en favor de los derechos de las mujeres y de la salud pública”, reiteró Fernández.

Fernández: objetivos de la gira cumplidos

Respecto a las negociaciones de la deuda, el Jefe de Estado reiteró que su intención es pagar, pero después de darse “un tiempo para reconstruir” la economía. Y volvió a advertir que el país se endeudó a “una velocidad inusual, en cantidades increíbles” y con el compromiso de devolver lo prestado “en tiempo récord”.

Fernández ponderó los resultados de su gira oficial por cinco países de Europa al considerar “cumplidos” sus objetivos.

“Uno de los objetivos era pedir ayuda para resolver el grave problema de la deuda. El país se endeudó a una velocidad inusual, una cantidad increíble, y lo más inusual es que se comprometió a pagar en tiempo récord. Lo que pido no es indignante, mi mensaje fue: pagaré la deuda, pero me daré tiempo para reconstruir nuestra economía. Y recibí un apoyo masivo de mis interlocutores”, resaltó.

En la entrevista, Fernández además lamentó que el Congreso “no fue consultado” sobre el proceso de endeudamiento por la administración de Mauricio Macri, que, con todo, “fue un gobierno democrático, ya que fue elegido por el pueblo”.

“También podría decirles a los acreedores: ‘Ustedes sabían que se estaban metiendo en problemas cuando invirtieron en un título con una tasa de interés del 8%, pese a que en todo el mundo era del 0%. Cuando las limosnas son desproporcionadas, incluso el santo desconfía”, manifestó.

Aun así, juzgó que no se le puede “pedir al mundo de la especulación financiera que tenga ese tipo de reflexión”, más allá de que “era evidente que Argentina no podría pagar porque la economía estaba en recesión”.

“Pero la legitimidad de la autoridad que contrajo esta deuda no puede ser cuestionada, así que se debe hacer frente a eso”, expresó en la entrevista que se tituló: “Déjenme tiempo para reconstruir la economía argentina”.

El presidente denunció además que la situación del hambre en la Argentina formaba parte de una “realidad escondida” por la administración de Macri.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.