El cuadro alemán alineó con un equipo alternativo/ Foto: AFP
COMPARTE

Una selección alemana decepcionante, sin sus titulares, solo pudo empatar como visitante en Brondby ante Dinamarca (1-1), gracias a un tanto a dos minutos del final anotado por el lateral derecho germano Joshua Kimmich.

Alemania alineó a un equipo B y es difícil decir si alguno de estos nuevos jugadores se mostró convincente de cara al partido de clasificación al Mundial-2018 contra San Marino y posteriormente la Copa de las Confederaciones.

Además de fallar los automatismos entre los jugadores debido a que no han jugado nunca juntos, también se mostraron poco seguros en los pases y con cierto cansancio, probablemente debido a una temporada demasiado larga para sus jugadores.

Dinamarca, tras un mal inicio, decidió presionar alto el sistema 3-4-3 de los campeones del mundo.

En su primer partido internacional, el guardameta alemán del París Saint Germain, Kevin Trapp, se ilustró tras una volea de Jannik Vestergaard (15), pero nada pudo hacer frente al centrocampista del Tottenham, Christian Eriksen, que se aprovechó de una falta de entendimiento de los centrales germanos para marcar el 1-0 en el minuto 19.

– Alemania inexistente al inicio –

Alemania tardó casi media hora en entrar en juego, ya que las primeras ocasiones llegaron por medio de Leon Goretzka (32, 34) y Julian Draxler (35).

Pero bajo la lluvia de la periferia de Copenhague, la Mannschaft no llegó nunca a dominar el juego.

Trapp salvó a Alemania de encajar un segundo gol ante Poulsen (54), mientras que sus compañeros encontraban problemas para acercarse a la portería contraria.

Aunque en dos corners consecutivos, los alemanes Niklas Süle y Matthias Ginter estuvieron cerca de marcar (59).

El seleccionador alemán Joachin Löw decidió probar un 4-4-2 más clásico tras 66 minutos de juego, pero nada cambiaba en el marcador.

Un golpe franco de Draxler fue desviado por la mano de Nicolai Jorgensen sin que el árbitro señalara nada (76).

Al final, fue el lateral derecho alemán Kimmich el que logró el empate frustrante para Dinamarca (88), marcando con un remate de chilena, de espaldas al arco, después de un centro desde la izquierda.

“Hubo más cosas buenas que malas en el partido. Fue un buen ensayo. Solo habíamos tenido un entrenamiento juntos. De eso, he estado completamente satisfecho. El compromiso ha sido muy bueno y a partir de ahí se puede trabajar estos próximos días”, dijo el técico alemán Low.

Alemania disputará la Copa de las Confederaciones, del 17 de junio al 2 de julio en Rusia, sin muchos de sus titulares, al no querer el seleccionador Joachim Low forzar a sus mejores hombres y que descansen de cara al Mundial de 2018.

La selección germana estará encuadrada en la Copa de las Confederaciones en el Grupo B, junto a Camerún, Chile y Australia.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.