Nelcis, clorotipia. Luis Cabrera, 2021

Por: Luis Cabrera / @salteveneno

En distintas conversaciones con artistas visuales, abordando el tema de los NFT (non-fungible token) como vitrina alternativa a sus obras, aparecía el fantasma del miedo a lo desconocido, a la ansiedad de sumergirse en un entorno con una dinámica particular que está en construcción.

Y es que para ser sinceros, el entorno NFT posee unos “códigos de comportamiento” no escritos en ningún manual pero que de forma aparentemente espontánea van moldeando la manera en que interactúan los distintos agentes involucrados.

“El miedo es libre”, cita el viejo adagio. La razón dicta que el verdadero miedo que nos debería acosar es el de perder la oportunidad de participar y dar a conocer la obra en estas plataformas crecientes.

Una de las principales barreras a la entrada es el idioma. El 90% del mercado NFT es en inglés. Por lo que se requiere un manejo básico del idioma para la descripción de las piezas, facilitando la búsqueda a través de las palabras clave en cada marketplace.

La interacción con potenciales interesados en la obra se da mayormente en Twitter, y si bien es cierto que la comunidad latina está siendo cada vez más activa, los coleccionistas hablan en inglés. Una de las vías más eficientes de conectar con artistas y coleccionistas NFT es en los twitter spaces relacionados a estos tópicos de cripto arte.

Otra red social para estos propósitos es Discord. Cada marketplace tiene su servidor y canales para promocionar las obras y eventos. Algunos tienen canales en español, pero es fácil darse cuenta que no tienen el mismo nivel de interacción que los que están en lengua anglosajona.

Sin embargo, hay muchas herramientas disponibles de forma gratuita para que el idioma no sea una barrera y que sea la obra la que hable por nosotros.

En ese aspecto, para los fotógrafos NFT, se recomienda que los trabajos sean articulados (ensayos, llamados acá colecciones), estableciendo temas cuyo core sea de largo aliento. Esto permitirá que la obra cuente con valores clave de interés para el coleccionista:

● Historia: el contexto, humanizar la propuesta.
● Utilidad: para qué sirve, o su propósito.
● Comunidad: los valores implícitos que conectan con la audiencia.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.