COMPARTE

Cuando los franceses acudieron a las urnas el domingo para darle la victoria a Emmanuel Macron en las elecciones presidenciales, no solo eligieron a su líder más joven desde Napoleón, sino que auparon al Palacio del Eliseo a una pareja poco convencional y con una inusual historia de amor.

La nueva primera dama, Brigitte Trogneux, no solo es 24 años mayor que su marido, sino que se conocieron cuando ella era una profesora casada con hijos, y él uno de sus estudiantes de bachillerato.

Trogneux, de 64 años y nacida en el seno de una acaudalada familia de empresarios, vio por primera vez a Macron cuando este era un estudiante de 15 años que participaba en en una obra de teatro en la escuela de Amiens donde ella trabajaba, según el libro Emmanuel Macron: a perfect young man, de la periodista Anne Fulda.

“Sin ella, no sería yo”, declaró el presidente electo, de 39 años, después de ganar la primera vuelta de las elecciones en abril, lo que la abrió la puerta a participar en la segunda vuelta, donde venció con claridad a la candidata de la ultraderecha Marine Le Pen.

Eso parece que Macron lo tenía claro desde un principio, ya que cuando a los 17 años se cambió de escuela, le dijo a su profesora que acabarían juntos. “Hagas lo que hagas, me casaré contigo”, le aseguró.

Brigitte Trogneux era profesora de Literatura francesa, latín y teatro, y estaba casada con el banquero, Andre Louis Auzière, con el que tuvo tres hijos, cuando conoció a Macron en las aulas.

Tras un largo y difícil romance, Trogneux se casó en 2007 con su exalumno.

Trogneux tuvo tres hijos de su primer matrimonio:

Sebastien, 2 años mayor que su padrastro.

Laurence, de 39 años, que según el diario The Sun fue compañera de aula de su padrastro.

Tiphaine, de 30 años, que es abogada y trabajó en la campaña del nuevo presidente.

Macron también, a sus 39 años, es ahora el abuelo político de los 7 nietos de Trogneux.

Según cuentan los padres de Macron, al enterarse del romance entre su hijo de 17 años y su profesora, le pidieron que ella que retrocediera. “No les puedo prometer nada”, respondió Trogneux entre lágrimas.

Los progenitores del nuevo mandatario reconocen que no estaban contentos cuando se enteraron de la relación. “¡No lo podíamos creer!”, aseguran. En otro momento de tensión, cuestionaron a Trogneux sobre el futuro de su hijo: “¿Qué no ves? Tú has tenido una vida. Pero contigo él no tendrá hijos”, le recriminaron.

En el libro de la periodista Anne Fulda se asegura que Trogneux defendió su intimidad. “Nadie sabrá el momento en que nuestra historia se convirtió en una historia de amor. Eso nos pertenece a nosotros. Ese es nuestro secreto”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.