(Foto referencial)

Las cámaras que representan el sector industrial, comercial y empresarial en Carabobo coincidieron que el aumento del 103% en el salario mínimo integral decretado por el presidente Maduro es una medida aislada contra el problema económico.

La presidenta de la Cámara de Comercio de Valencia rechazó el aumento decretado el pasado miércoles 20 de junio. Ana Isabel Taboa está convencida de que  el incremento salarial durará horas, ya que no se ha elevado la oferta ni incentivado el aparato productivo del país dentro de una espiral hiperinflacionaria.

Varios afiliados a la Cámara de Comercio han llamado preocupados tras el aumento, comentó Taboada. “Creen que bajarán sus santamarías para finales de año, la carga laboral cada vez va a ser más asfixiante para los comercios”.

Al ser consultada sobre una cifra de comercios que hayan cerrado en lo que va de 2018, puntualizó que las mayorías de los comercios cesa actividades sin notificar. Explicó, sin embargo, que desde la Dirección de Hacienda de la Alcaldía de Valencia se está realizando un censo en la materia para conocer la situación actual del comercio en el municipio.

Taboa citó un estudio realizado desde la cámara en el primer trimestre del año, según el cual un 83% de los comercios consultados reconocía que al menos un trabajador del personal había renunciado para irse del país en busca de mejor calidad de vida.

La existencia de reglas claras y una armonía directa entre el gremio y el gobierno es la clave para tomar medidas acertadas, sentenció la presidenta del gremio de comerciantes, quien no vislumbra nada bueno para el segundo semestre.

Plan económico errado

Oscar García, presidente de la Cámara de Pequeños y Medianos Industriales y Artesanos del estado Carabobo (Capemiac) consideró que el modelo económico en Venezuela está matando el sector empresarial.

García se preguntó cómo se podrán fabricar empaques para los alimentos si el sector no recibe materia prima desde octubre del 2017, mientras que el sector metalmecánico tiene más de año y medio sin recibir insumos.

El dirigente reiteró que el incremento salarial no es una medida adecuada, ya que no logra cubrir las necesidades de los venezolanos e hizo un llamada al Gobierno Nacional a poner en práctica un plan económico en cuya discusión se incluya el sector privado. “Mientras se mantengan los controles, el sector va a seguir deprimido”.

20 mil desempleos para fin de año en Carabobo

El presidente de la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecamaras) en Carabobo, Carlos Luis González advirtió que unos 20 mil trabajadores podrían quedar desempleados en el estado.

Calificó el nuevo aumento del 103% en el sueldo mínimo como un gran “carga prestacional” que asfixiará aun más a las empresas e industrias. “Si ya un 40% de ellas avizoraba su cese de operaciones en el segundo semestre del año antes del aumento, ahora será peor”.

González exhortó al Ejecutivo Nacional a enfrentar las causas y no seguir con medidas aisladas que sólo atacan las consecuencias del verdadero problema: la hiperinflación.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.