valencia
Boulevard Constitución este lunes 12 de abril. (Foto: Kevin Arteaga González)

Luego de 21 días de confinamiento radical en los que, en teoría, solo los comercios priorizados tenían autorización para laborar, el centro de Valencia retomó su habitual ambiente concurrido  y caótico este lunes 12 de abril, como si se tratara de un 24 o 31 de diciembre.

Los carabobeños aprovecharon el inicio de la semana de flexibilización de la cuarentena para abarrotar las calles de la capital carabobeña en las que se concentra gran parte del sector comercial, dándole poca importancia a los protocolos de bioseguridad. Así lo pudo constatar el equipo de El Carabobeño durante un recorrido en horas de la mañana.

A pesar que desde hace más de un año los especialistas médicos y las autoridades sanitarias han recomendado de forma reiterada el uso del tapabocas y el cumplimiento del distanciamiento social como principales medidas para prevenir la propagación de la COVID-19, en las calles y avenidas de Valencia todavía hay ciudadanos que no las acatan.

Muchas de las personas con tapabocas lo tenían mal puesto. (Foto: Kevin Arteaga González)

El domingo 11 de abril Nicolás Maduro informó que Carabobo es uno de los estados que reportó mayor número de contagios respecto a la semana anterior, con 952 casos activos de COVID-19. A su juicio, las estadísticas confirman “el desplazamiento de esta segunda ola hacia el centro occidente y posiblemente hacia los estados andinos”.

Las tiendas del Boulevard Constitución, las cuales en su mayoría pertenecen a sectores no priorizados, amanecieron completamente abiertas. Durante las últimas dos semanas de cuarentena radical estuvieron trabajando a puerta cerrada o a media santamaría para evitar más pérdidas, de acuerdo a testimonios de los comerciantes.

Aunque la avenida Lara nunca dejó de estar concurrida durante las tres semanas de aislamiento decretadas por el gobierno de Maduro ante el incremento de casos de coronavirus en el país, hoy se notó mayor presencia de transeúntes y tráfico vehicular.

Avenida Lara, Valencia. (Foto: Kevin Arteaga González)

Los autobuses del transporte público que transitan por el centro de Valencia, y que van hacia el norte o sur de la ciudad, completan prácticamente toda la ruta repletos de personas debido a la escasez de unidades. Los transportistas manifiestan la dificultad para surtir gasoil les impide trabajar con regularidad.

En la avenida Cedeño, que agrupa a un gran número de tiendas dedicadas a la venta de repuestos y consumibles, también se notó aumento en la concurrencia, al comprar con días anteriores, cuando los locales comerciales de ese tipo debían permanecer cerrados.

Otro punto que estuvo concurrido fueron las afueras del Palacio de Justicia, sede del Poder Judicial en Carabobo, cuya actividad había cesado desde el jueves 18 de marzo debido a un proceso de desinfección de sus instalaciones. Sin embargo, se conoció este lunes que las audiencias no han sido completamente retomadas debido a las tres semanas de retraso.

Palacio de Justicia de Carabobo al inicio de la semana de flexibilización de la cuarentena. (Foto: Kevin Arteaga González)



Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.