(Foto Twitter)
COMPARTE

La alcaldía de Bogotá informó este viernes que por motivos de “orden público” decidió retirar del cartel de su tradicional festival anual de rock al músico venezolano Paul Gillman, declarado seguidor de la revolución bolivariana del fallecido Hugo Chávez en Venezuela.

“En los últimos días se creó una campaña de desprestigio contra la participación del artista en Rock al Parque, lo cual pone en riesgo el buen funcionamiento del festival y la seguridad de quienes participan en él, de los artistas y del público asistente”, indicó en un comunicado el Instituto Distrital de las Artes (Idartes) de la capital colombiana.

“Siendo este un tema de orden público; es esta y no otra la razón que lleva al Idartes a tomar la decisión de cancelar la presentación de Gillman en el festival de este año; esperando poder contar con él en futuras versiones”, agregó.

El texto subrayó la “admiración” del Idartes por la trayectoria artística de Gillman y su “respeto” por su aporte al rock y al metal latinoamericanos, al tiempo que agradeció la “comprensión” del artista y del público que lo esperaba en la versión 23 de Rock al Parque, del 1 al 3 de julio.

La curaduría de los festivales “obedece a criterios puramente artísticos”, ya estos conciertos son “apolíticos”, indicó el Idartes, al manifestar su “respeto” por las posiciones de los artistas invitados.

Gillman, nacido en Caracas en 1960, con 43 discos grabados y autodefinido como “el más fiel exponente del rock duro de su país”, mostró su “profunda preocupación” por este “terrible precedente” en una carta abierta a los organizadores del festival, publicada en su cuenta en Twitter antes de haber recibido una comunicación oficial de la cancelación de su presentación.

“En los 23 años que lleva el Festival Rock al Parque, ni desde la creación de este tipo de eventos masivos desde el Festival de Monterrey de 1967 hasta hoy, jamás se había presentado una situación similar que implicó declinar un artista con 40 años de trayectoria por razones absolutamente ajenas a la música”, señaló.

Gillman dijo entender “perfectamente” que los organizadores se sientan “abrumados ante la respuesta desfavorable y agresiva” de un “pequeño grupo” que publicó en redes sociales mensajes de “incitación a la violencia” al conocer su participación, pero llamó a “trascender el odio”.

Sin mencionar a Chávez, ni al presidente Nicolás Maduro, el músico reconoció el “contexto conflictivo” de Venezuela, el cual, dijo, debe ser resuelto dentro del país “con el derecho soberano que acompaña estos procesos”.

Venezuela vive una grave crisis económica y política, agudizada en las últimas semanas por protestas opositoras para exigir elecciones generales, que han dejado 38 muertos, así como cientos de heridos y detenidos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.