La Ley de Reincorporación al Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), fue aprobada en sesión de calle este martes 23 de julio en la plaza Alfredo Sadel de Las Mercedes, en Caracas, por el presidente interino de Venezuela Juan Guaidó.

Es un pacto también llamado Tratado de Río por la ciudad brasileña donde fue originalmente firmado el 2 de septiembre de 1947, tras la Segunda Guerra Mundial.  Venezuela se retiró del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca en el 2013. Y ahora regresa seis años después, a petición de la Asamblea Nacional presidida por Juan Guaidó.

¿En qué consiste el TIAR?

Actualmente 15 miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) están adheridos al TIAR, entre los cuales se encuentran Estados Unidos, Argentina, Brasil, Chile, Colombia y Perú, entre otros.

De acuerdo con el texto, los países firmantes condenan formalmente la guerra y se comprometen a buscar soluciones pacíficas a sus conflictos mutuos.

Pero también establece que “un ataque armado por parte de cualquier Estado contra un Estado americano será considerado como un ataque contra todos los Estados americanos“.

“En consecuencia cada una de las partes contratantes se compromete a ayudar a hacer frente al ataque, en ejercicio del derecho inmanente de legítima defensa individual o colectiva que reconoce el artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas”.

Por eso algunos analistas afirman que este antiguo pacto abre las puertas a una posible intervención militar en Venezuela.

Por ejemplo, el abogado y docente venezolano Pablo Aure escribió en Twitter el pasado mayo, cuando la AN propuso discutir la incorporación de Venezuela al TIAR, que éste “será el instrumento que permita la entrada de una coalición militar extranjera” para, en su opinión, volver a la democracia.

En cambio, Mariano de Alba, abogado venezolano especialista en derecho internacional, dijo a BBC Mundo en ese entonces que “históricamente Venezuela fue parte del tratado”, por lo que volver a integrarlo es una buena idea ya que funcionaría como “una garantía adicional a su soberanía”.

¿Cuándo se ha invocado y utilizado?

Desde su firma en 1947, el TIAR ha sido invocado al menos en veinte ocasiones, según la Oficina del Portavoz de Estados Unidos. Su aplicación hasta ahora nunca ha implicado el uso de la fuerza. Se han celebrado siete reuniones de consulta de Ministros de Relaciones Exteriores en la OEA bajo las condiciones del TIAR, según los archivos del organismo.

Por ejemplo, en 1960 la Organización de Estados Americanos impuso sanciones diplomáticas y económicas a República Dominicana, luego de celebrar la sexta reunión de consulta de cancilleres convocada por Venezuela por el intento de asesinato al entonces presidente venezolano Rómulo Betancourt. El atentado fue atribuido a un grupo financiado por el dictador dominicano Rafael Leónidas Trujillo.

En 1964 se planteó su aplicación contra Cuba, cuando la Organización de los Estados Americanos impuso sanciones a La Habana. El Órgano de Consulta adoptó tres medidas: el cese de relaciones diplomáticas y consulares con Cuba, el cese de relaciones comerciales excepto alimentos, medicinas y equipos médicos y la suspensión de comunicación marítima, salvo para casos humanitarios. Venezuela, Colombia y Costa Rica invocaron el TIAR en 1974 para pedir el levantamiento de estas sanciones y un año después once países se sumaron a la solicitud.

En 1982, Argentina invocó el TIAR durante la Guerra de las Malvinas y pidió asistencia para defenderse del Reino Unido. Sin embargo, Estados Unidos decidió prestar ayuda al país británico como parte de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

El más reciente intento de aplicar el TIAR se registró en 2001, cuando Estados Unidos invocó el tratado luego del ataque a las Torres Gemelas en Nueva York el 11 de septiembre. La Oficina del Portavoz señaló en una nota de prensa que hasta entonces el tratado había sido invocado 19 veces y que este “provee un mecanismo de seguridad colectivo. Bajo sus términos, un ataque a un miembro debe ser considerado un ataque a todos”.

(Con información de Prodavinci/BBC Mundo)




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.