El secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, puso este lunes fin a su primera gira por África Subsahariana, que le llevó a cinco países, hablando del silencio que guarda Corea del Norte sobre la cumbre que prevén celebrar el presidente estadounidense, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un.

La noticia que estalló el pasado jueves, cuando Trump aceptó la oferta de Kim de reunirse en mayo para abordar la desnuclearización de la península de Corea, ha eclipsado el viaje por África de Tillerson, que empezó ese mismo día en Etiopía.

“No hemos oído nada directamente de Corea del Norte, pero esperamos oír algo directamente de ellos”, afirmó Tillerson en Abuya durante una rueda de prensa conjunta con el ministro nigeriano de Exteriores, Geoffrey Onyema, después de entrevistarse con el presidente del país africano, Muhammadu Buhari.

El secretario de Estado señaló que hay que dar varios pasos que serán necesarios para llegar a un acuerdo sobre el lugar y el alcance de las conversaciones entre Trump y Kim, y agregó que los planes de la cumbre están todavía en “una muy primera fase”.

Pyongyang ha guardado silencio desde que el pasado jueves el jefe de la Oficina de Seguridad Nacional de Corea del Sur, Chung Eui-yong, entregara a Trump en la Casa Blanca un mensaje que le confió Kim Jong-un durante una reunión en Pyongyang.

Para empezar la negociación, Kim Jong-un ofreció a Estados Unidos suspender sus ensayos con misiles balísticos y abordar un proceso de desnuclearización de la península de Corea.

Este fin de semana, Trump aseguró que sus conversaciones con el líder norcoreano serán “un tremendo éxito”, mientras altos cargos de su Gobierno remarcaron este domingo que EEUU “no hará concesiones” a Pyongyang.

Tillerson llegó a Nigeria con el propósito de quedarse hasta el martes, pero decidió acortar el viaje y regresar hoy mismo a Washington para ocuparse de “trabajo urgente”, según explicó el subsecretario de Estado para Asuntos Públicos, Steve Goldstein.

El secretario de Estado arribó a Abuya procedente de Chad, donde se entrevistó con el presidente chadiano, Idriss Déby, y el titular de Exteriores de ese país, Mahamat Zene Cherif.

En una rueda de prensa junto a Cherif en Yamena, Tillerson aseguró que EEUU evalúa levantar las restricciones de viaje impuestas por el Gobierno de Trump a Chad, según informaron los medios que le acompañan en su gira africana.

El pasado septiembre, Trump reemplazó su polémico veto migratorio a seis países de mayoría musulmana con un decreto que impone restricciones de viaje a ocho naciones: Irán, Libia, Siria, Yemen, Somalia, Chad, Corea del Norte y Venezuela.

Tillerson alegó hoy que las restricciones eran necesarias por todos los conflictos que existen en las fronteras de Chad, aliado de Washington en la lucha antiterrorista en la región del Sahel, y alabó el esfuerzo del país para mejorar el control de la emisión de pasaportes y los mecanismos para compartir información con EEUU.

Déby, por su parte, le dijo al jefe de la diplomacia estadounidense durante su reunión que la inscripción de Chad en la lista negra de EEUU es una injusticia, aunque reafirmó la determinación de su país de combatir sin fisuras al yihadismo, según un comunicado emitido por la Presidencia chadiana.

Durante su primera gira oficial por África Subsahariana, el secretario de Estado, en la que visitó también Yibuti y Kenia, trató de limar asperezas con África, tras los vulgares comentarios que Trump hizo en enero sobre países del continente.

En el inicio de la gira, Tillerson dijo que el compromiso de EEUU con África es bastante claro, pese a que el pasado enero Trump llamara de manera ofensiva a El Salvador, Haití y varios países africanos en una reunión con legisladores en la Casa Blanca.

También abordó la influyente presencia de China en el continente y advirtió a los países africanos de que tengan cuidado con las condiciones de las inversiones del gigante asiático en el continente, y no renuncien a su soberanía.

Además, Tillerson afrontó problemas de salud que le obligaron a cancelar este sábado los actos que tenía programados en Nairobi, al no sentirse bien después de trabajar durante dos largos días sobre grandes asuntos como Corea del Norte, aseguró entonces Goldstein.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.