Los de Turín superaron a la "Loba" en la general de la Serie A. Foto EFE.

La Juventus de Turín triunfó por 2-0 este sábado contra la Roma en la vigésima primera jornada de la Serie A, en un partido en el que el cuadro romanó fue superior a nivel de juego, pero se rindió ante un golazo del portugués Cristiano Ronaldo.

La “Juve” superó precisamente a la Roma en la clasificación y alcanzó la tercera posición, a cinco puntos del Inter de Milán, que ganó este viernes a la Fiorentina y asaltó momentáneamente la primera posición.

La Roma, que salió con los españoles Pau López, Gonzalo Villar y Borja Mayoral de titulares, fue superior a nivel de juego a su rival. Movió el balón con calidad al ritmo del armenio Henrikh Mkhitaryan y Villar, creando mucho peligro por la banda izquierda con Leonardo Spinazzola.

Sin embargo, los locales tuvieron el mérito de aguantar con una gran actuación de los dos laterales, Álex Sandro y Danilo, y de los dos centrales, Giorgio Chiellini y Leonardo Bonucci.

Y disfrutó una vez más de un Cristiano en versión “matador” en zona ofensiva. El luso desequilibró el partido con un auténtico golazo a pase del español Álvaro Morata, en el que controló con la pierna derecha y disparó de forma inmediata con la izquierda, fulminando al meta Pau López.

Cristiano, que según algunas estadísticas se convirtió el pasado martes, con su doblete al Inter de Milán, en el máximo artillero de todos los tiempos, rozó la doble ventaja poco después. Su disparo de pierna derecha, desviado por el albanés Marash Kumbulla, se estrelló contra el larguero y rebotó en la línea.

Cristiano no se creía que el balón no había entrado y fue protagonista de una particular escena con el colegiado. Se le acercó y quiso ver en su reloj que la “Goal Line Technology”, que detecta con un sistema de cámaras la posición del balón, no dijera lo contrario.

La reanudación siguió el mismo guión, con una “Loba” que gestionaba el balón y que atacaba con compromiso, sin poder encontrar espacios en la zaga juventina. El técnico portugués Paulo Fonseca dio paso a Edin Dzeko y al español Carles Pérez, pero de nuevo fueron los bianconeri quienes marcaron el 2-0, a falta de 20 minutos para el final.

Un centro del sueco Dejan Kulusevski, que acababa de saltar al campo, fue desviado en propia puerta por el brasileño Roger Ibañez, lo que sentenció una victoria de gran importancia para la “Vecchia Signora” en su intento de retener el título liguero por décima vez consecutiva.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.