Este año comenzó con distintas noticias que sin duda alguna, alteraron la cotidianidad del venezolano, sin incluir el sorpresivo aumentó en los precios, que aunque se veía venir fue un balde de agua fría a comienzos de año. El tormentoso 2017 nos dejó un 2018 lleno de esperanza pero también de miedo, sobretodo por la expectativas de las decisiones a tomar por la comunidad internacional y las medidas a tomar por Nicolás Maduro en este año que apenas comienza.

En este aspecto, se inició con el anuncio de un bono de 700 mil bolívares para las mujeres que resultaran en estado de embarazo, un poco fuera de lugar puesto que una consulta al obstetra no baja de 300 mil, pero, lo alarmante de la situación no se enfrasca en la cantidad proporcionada por el Gobierno, sino en lo increíble que resulta que en un país con un índice de natalidad tan alto, y más alto aún el índice de desnutrición infantil, el presidente ahora promueva o repense en embarazo precoz, con el fin de conseguir votos, en realidad esto no es más que un problema de conciencia y de cultura que intenta suministrar el gobierno a través de estos “subsidios”.

Por consiguiente, nos encontramos con un panorama en el que el que la juventud venezolana ahora es recompensada por procrear, basta de subsidios, y en caso que se requieran ¿por qué no se recompensa el esfuerzo, el talento y la dedicación? a estudiantes universitarios por ejemplo, que bastante trabajo pasan diariamente para cumplir con sus actividades, e incluso se ven afectados por las fallas en el sector transporte, pues mil maromas deben inventar para lograr llegar a tiempo a su respectiva clase, sin contar el precio de las fotocopias que ha hecho que más de un estudiante se salte una hora de comida por imprimir una guía.

No obstante, ahora el régimen anunció un bono de 700 mil bolívares para 8 millones de personas que posean el carnet de la patria este carnaval; más subsidios innecesarios a cuenta de mantener al pueblo distraído mientras el país se cae a pedazos y la economía termina de desplomarse, estas acciones tomadas por el gobierno lo único que demuestran es querer crear un pueblo dependiente y manipulado con el hambre, más no un pueblo independiente, libre y soberano, sin embargo, no nos vamos a doblegar, continuaremos en la lucha por restablecer la democracia en este país, que es el mejor país del mundo. Aquí seguimos y no nos cansaremos, lograremos la libertad que nos merecemos en una Venezuela de oportunidades para todos.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.